Mundo

Libro revela que Marilyn Monroe murió asesinada

El libro "Marilyn Monroe: A case for Murder", escrito por los periodistas Richard Buskin y Jay Margolis da detalles sobre cómo murió uno de los mayores íconos de Hollywood y el vínculo que mantenía con JFK y su hermano Robert.

Una particular teoría expuesta en un flamante libro que verá la luz el próximo 3 de junio, echa luz sobre una de las muertes más misteriosas de los últimos 50 años: la de la actriz y modelo Marilyn Monroe, una de las mujeres más bellas y polémicas del siglo pasado y a quien se la vinculó con los hombres más encumbrados del poder norteamericano.

Se trata del libro "Marilyn Monroe: A case for Murder", que escribieron los periodistas estadounidenses Richard Buskin y Jay Margolis.

Las teorías conspirativas que se tejieron en torno a la muerte de la "rubia icónica" de Hollywood fueron interminables. Y esta última hipótesis de los dos autores norteamericanos, las alimenta.

Es que Buskin y Margolis descartan la explicación oficial de que Monroe murió a causa de una sobredosis de fármacos.

Según su investigación, el mayor "símbolo sexual" de los años 50 fue asesinada, y la orden partió de lo máximo del poder norteamericano: el influyente hermano de John F. Kennedy, por entonces presidente de los EEUU, Robert Kennedy, señala Infobae.

Los autores explican que la orden partió de "Bobby" luego de que la actriz amenazara con convocar una conferencia de prensa en la cual revelaría a todo el mundo el romance que mantenía tanto con él como con su hermano, jefe de Estado.

Robert temió que esa rueda de prensa pudiera acabar con la carrera, la familia y con la reputación del presidente. Pero también con la suya.

Según explica Buskin, el mensaje de Robert Kennedy fue claro: "Bobby, con la ayuda de su cuñado, el actor Peter Lawford, ordenó al psiquiatra de Marilyn, Ralph Greenson, administrarle una inyección letal antes de orquestar un plan para hacer creer que había sido un suicidio".

Según cuentan en el libro, la tarea encomendada a Greenson fue un desastre. Según los miembros del servicio de Urgencias de Los Ángeles de ese entonces, Marilyn tenía una costilla rota, producto de la torpeza del médico, que no supo administrar bien la inyección letal.

La relación amorosa entre Marilyn y Robert nació en el momento en el que éste intercedió personalmente para terminar con el acoso telefónico que la rubia le propinaba a su hermano, el presidente JFK.

Sin embargo, tras dos días de discusiones en la casa de un empresario con supuestos vínculos con la mafia, ambos comenzaron un nuevo romance. A partir de ese momento, la obsesión de Marilyn se trasladó desde el mayor de los Kennedy a quien en ese momento, era el fiscal general de la Nación.

Dejá tu comentario