Economía

“La política del Gobierno es reestudiar todo y seguir con obras del Metrobús”

El funcionario explicó que realizarían en total cuatro nuevas licitaciones para concluir el fallido plan del gobierno anterior. Dijo que la prioridad será solucionar el problema de los desagües pluviales.

Óscar Stark, gerente de Reconversión Urbana y Metrobús del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), brindó una entrevista a ÚH donde ratificó que la política del Gobierno es seguir con el proyecto, pero primero solucionando el problema de las afectaciones de los más de 2.000 frentistas. Señaló que nuevos estudios darán más luz a la fallida obra del gobierno anterior y que ya hablan con el BID para la ampliación del plazo de la financiación, que vence en el 2020.

–¿Cuál es la situación actual del proyecto del Metrobús?

–Actualmente, lo que se está haciendo es una revisión general del proyecto, teniendo en cuenta que el contrato con Mota Engil venció el 23 de diciembre y esto nos da la oportunidad de revisar todo. Entonces, lo que se ve claramente es que hay tareas y estudios que tenían que haberse hecho antes de iniciarse las obras y eso es lo que vamos a hacer ahora en este tiempo.

–O sea, ¿la política del Gobierno es seguir con el plan?

–La política del Gobierno es reestudiar todo el proyecto y seguir con las obras del Metrobús. El Metrobús es una muy buena solución para ese corredor, sobre todo, por la capacidad (de pasajeros), que es el más importante de la ciudad de Asunción. Requiere de una capacidad de entre 12.000 y 15.000 pasajeros hora sentido, que se mide en el momento en que más se requiere; o sea, las horas pico. No hay muchos otros modos de transporte que permiten cubrir esa capacidad. Se habla del teleférico, de trenes livianos elevados, pero no llegan a la capacidad de pasajeros que se necesitan. En el caso del teleférico de La Paz, por ejemplo, tiene una capacidad de 4.000 y puede llegar a 6.000, por lo que su implementación en el país debe ser en otro corredor.

–¿Cuáles son los estudios que se harán para seguir?

–Consisten en dos cuestiones. Una, de la liberación del frente de trabajo, que está relacionada con tema de las expropiaciones. Lo que hizo demorar las obras es que se iniciaron sin tener resueltas todas las expropiaciones. Eso hizo que en todo el trayecto de 4,8 km haya obras y el impacto sea mayor. Lo primero que hay que hacer antes de iniciar las obras es el tema de las expropiaciones. Para resolver eso se está haciendo un estudio amplio; por un lado, jurídico y legal, donde se analizan las ampliaciones hechas en la avenida en los años 80. La segunda es que se está analizando ahora el tema del desagüe pluvial.

–¿El desagüe que se previó no fue suficiente?

–Todos somos conscientes de que cuando llueve la avenida se inunda. Eso es histórico, pero uno no puede hacer una obra tan importante para el Metrobús sin antes resolver eso. No podemos tener un Metrobús que solo funcione cuando no llueve. Este estudio de desagüe pluvial se terminará en marzo, donde vamos a identificar cuáles son las obras complementarias que se requieren a ambos lados de la avenida y también sobre la avenida. Con esto, tendremos necesidades de licitaciones para resolver las obras complementarias que hay que hacer. También incluir en las próximas licitaciones del Metrobús lo que hay que hacer sobre la avenida.

–¿Cómo pretenden acelerar las expropiaciones?

–Cuando la avenida se amplió en los años 80, se les sacó parte de los terrenos a los frentistas, pero no se les indemnizó y no se deslindó tampoco la propiedad. Entonces, en muchos títulos de los frentistas siguen figurando parte de lo que ahora ya es vereda o inclusive calzada. Ese es un tema que hay que resolver, porque hay un dictamen de la Procuraduría que dice que eso ya expiró, que ya caducó el derecho de los frentistas, pero por otro lado hay otros jurídicos que dicen que la propiedad privada no caduca. Tenemos que ver el pago de las indemnizaciones, de manera que antes de reiniciar las obras todos los problemas de expropiaciones estén resueltos y que los trabajos no tengan que interrumpirse en ningún otro momento.

–¿El Metrobús se licitará nuevamente por tramos?

–Esas son decisiones que van a tener que tomarse. El Metrobús está dividido en cuatro tramos inicialmente. Son tres tramos desde el Puerto hasta San Lorenzo y el centro de San Lorenzo es el tramo 4, que se había suspendido porque la Junta Municipal prohibió que ingrese al centro de San Lorenzo el Metrobús. Pero ahora ellos nos dicen que quieren el plan porque ahora se está haciendo un estudio del MOPC para tener una solución de cómo cruzar San Lorenzo, que es hoy la principal dificultad para ingresar a la capital. En este estudio también se está contemplando posibles soluciones para las vías del Metrobús en el centro de San Lorenzo. Se pondrá en la mesa la necesidad de hacer el tramo 4. Sería razonable pensar que realizaremos cuatro nuevas licitaciones para concretar el Metrobús, o tres si no se abre el tramo céntrico de San Lorenzo. Aparte se harán las obras de desagüe (pluvial).

–¿Lo que ya se hizo hasta hoy sirve para la implementación del Metrobús?

–Toda la parte de pavimento rígido ya sirve, toda la parte de desagüe pluvial que se hizo, también la zanja técnica y las paradas. Solamente la parte del recapado que se hizo para habilitar en diciembre la circulación es lo que tendrá que cambiarse en cuanto a la estructura, que es diferente a la prevista.

–¿Cuándo se volverán a lanzar las licitaciones?

–Este año queremos encargarnos de los estudios y el próximo año volver a licitar. Recién cuando tengamos los nuevos estudios tendremos un cronograma. Es una instrucción clara del ministro (Arnoldo Wiens), de no dar fechas hasta cuando tengamos los estudios hechos y sepamos lo que vamos a hacer.

–¿Qué es lo que se cambiará en la ejecución cuando reinicien las obras?

–Lo que se va a cambiar es que las intervenciones serán solamente por cuatro o cinco cuadras; entonces, la idea es trabajar intensamente en esa cantidad de cuadras y una vez que se termine ahí ir liberando las cuadras. Entonces no afectaremos tanto el tráfico, porque se trata del principal corredor de la ciudad.

–¿Actualizar el proyecto con nuevos estudios no afectará el presupuesto inicial previsto?

–En general, dentro del proyecto estaban previstos estudios y hay todavía presupuesto para eso; entonces, en ese punto no habría problemas. Pero con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hay que actualizar el plazo de la prórroga del convenio, que vence a fines del 2020, pero eso ya se está hablando con el banco en todo este proceso de revisión.

–¿Eso es para prorrogar el plazo del préstamo?

–Sí, es algo que si hay justificativo no debería tener problemas.

–Pero al retomarse las obras después de una pausa, ¿no aumentará el costo?

–Eso vamos a saber cuando tengamos los estudios, pero en principio no debería afectar demasiado al presupuesto previsto del plan; al contrario, si tenemos todo resuelto antes de iniciar las obras será mucho más ágil y rápida, en términos de costo debería ser menor. Aunque habrá que actualizar algunos puntos por el tiempo que ya pasó.

–¿Cómo avanza la liquidación a Mota Engil?

–Eso sigue a instancias del equipo jurídico y la Procuraduría.

Dejá tu comentario