Edición Impresa

La luz de la avanzada ve como se apaga la vida de su creador

Óscar Nélson Safuán, el hombre que revolucinó la música folclórica paraguaya, está en grave estado de salud en Brasil. En esta página, una reseña de su vida y su invalorable aporte a la cultura.

Por Roberto Gómez Palacios

rogomez@uhora.com.py

El escaso apoyo a la cultura en los años de la dictadura stronista no fue impedimento para que Óscar Nelson Safuán dedicara su vida a la creación musical.

Corrían los años 60 cuando en compañía de otros dos amigos suyos, integrados al trío Los Soles, fueron hasta la ciudad brasileña de San Pablo para conquistar nuevos horizontes con la música paraguaya.

Safuán, nacido el 21 de setiembre de 1943 en Santaní, no alcanzaba los 20 años cuando viajó al vecino país. Ejecutaba la guitarra sólo de oído. La gran ciudad lo unió a otros compatriotas aislados de su tierra, con los que vivió en una humilde piecita, donde constantemente eran visitados por gente que gustaba y conocía a fondo del mundo melódico.

Así, con insistencia de un profesor de música que instaba a los paraguayos para que estudiaran solfeo, Óscar fue el primero en aprender ese arte, según lo recuerda su amigo que vivió con él en aquellos años, el arpista Papi Galán.

La vida le sonrió de inmediato, y al poco tiempo Safuán fundó una escuelita de música, “Los Amigos”, donde enseñó a otros paraguayos a leer pentagramas.

Su impulso innovador salió a relucir y comenzó a hacer arreglos musicales. Con Galán, Carlos Sosa y otro arpista, Luis Bordón, grabó sus primeros discos; luego, por la calidad de sus arreglos, los trabajos le llovieron y se hizo de casa, de auto y buenas comodidades en el Brasil.

En el año 69, cuando en el vecino país acababa de nacer un estilo bossa nova, Óscar dijo a sus amigos que crearía una nueva corriente musical paraguaya, que él podía hacerlo.

Así nació la Avanzada, con sus propias composiciones, pero cuando llegó a Asunción a brindar conferencias sobre ella en los años 70, muchos músicos tradicionalistas le dieron la espalda.

En el libro “Lo Nuestro”, de Juan Pastoriza, figuran las palabras de Safuán al presentar sus discos Nacionales 1 y 2, al desarrollar la teoría de que traía una “nueva posibilidad para la música paraguaya, que sólo tenía las opciones de la polca y la guarania, en desventaja con otros países donde existen más ritmos variados.

Safuán volvió al Brasil y una década después sus temas comenzaron a ser escuchados más a menudo en Paraguay. Entre sus creaciones figuran “Panambi hû”, “Sonrisa hechicera”, “El arpa y la danza”, “Nacionales 1, 2 y 3”, “Tema Paraguayo”, “Avanzada”, “Paraguay 80”, entre otros.

Su legado artístico

“La Avanzada no es una mezcla de polca y guarania como muchas personas confunden. Es un nuevo estilo, a ritmo de 6/8. Lo novedoso es que a la tradicional arpa paraguaya y la guitarra, con los que frecuentemente se escuchan el folclore, se unieron en la Avanzada otros instrumentos como los de viento, de percusión, y electrónicos, como el teclado y otros”, decía el propio Oscar Safuán de su creación.

Dejá tu comentario