Arte y Espectáculos

La integración entre el consumo de la televisión y el streaming

La transmisión en la televisión convencional y el uso de la banda ancha se ven integradas en muchos hogares. Más que una competencia, ambas logran una enriquecedora complementariedad.

El productor de televisión y director de Genomedios, Agustín Genovese, señala que en la actualidad es difícil hablar de internet y tevé como realidades separadas. “El streaming irá creciendo, así como también los hogares conectados a banda ancha. Los nuevos sistemas de transmisión de tevé por aire integrarán también redes, por lo que dentro de poco no vamos a poder diferenciar entre el consumo televisivo por internet o por otras vías”, analiza.

El streaming es la distribución digital de contenido multimedia a través de una red de internet, de manera que el usuario utiliza el producto a la vez que se descarga. Se popularizó a fines de la década del 2000, cuando la contratación del ancho de banda para utilizar estos servicios en el hogar se hizo lo suficientemente barato.

Genovese asegura que esto está revolucionando el negocio televisivo en el mundo. Pero que exista este cambio no quiere decir que una forma le gane a la otra, agrega. Cada vez vemos más contenidos y el teléfono gana protagonismo en el consumo de video; sin embargo, los grandes eventos, y, en especial, los eventos deportivos, se siguen viendo en el televisor, explica.

“El año pasado lo vimos cuando ciertos partidos de la Libertadores eran transmitidos solamente en el teléfono y se decidió emitir por tevé paga también, ya que el fanático del fútbol no quiere verlo en otro lado más que en el televisor, salvo cuando no podemos estar en ese momento frente a la tele”, señala el productor.

Las plataformas de video en demanda por streaming son el auge, pero los grandes estudios dominan la oferta y se están poniendo al día. “La tevé paga estuvo lenta ante el furor del nuevo sistema, pero ya le encontraron la vuelta y ahora vemos cómo los nuevos sistemas de los operadores locales de tevé paga ya incluyen streaming, video en demanda y múltiples beneficios que trae la televisión por IP”, dice.

Para el profesional del ramo, el desafío es adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor y escucharlo para conocer sus necesidades.

“Hay que entender sus gustos y necesidades, y producir contenidos de calidad que se adapten a los nuevos hábitos. El contenido es el rey, pero el consumidor también, y hoy más que nunca”, indica.

PORCENTAJES. Según estudios de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), y publicados en Puromarketing.com, el consumo de contenidos televisivos entre los internautas es de una media de 291 minutos al día, y un 67% afirma haber accedido a algún contenido televisivo víastreaming a través de internet en los últimos 30 días. De esto, un 55% lo vio en una computadora, el resto a través de smartphone y tableta.

En cuanto a los televisores, según el mismo estudio, no varió el promedio, pero los equipos inteligentes tienen cada vez más adeptos. Por otro lado, un 36% de los usuarios afirma que acceden a internet para realizar algún comentario, los que son realizados a través de redes sociales, por un 61%, y un 39% por mensajería instantánea. Las redes son la vía utilizada por todas las franjas de edad, siendo los mayores de 55 años los que menos las utilizan.

En cuanto al consumo, en primer lugar, aparecen las series de ficción extranjera; luego las retransmisiones deportivas, seguidas de películas y los informativos. Uno de los ejemplos claros es Netflix, con la retransmisión de películas, documentales, cortometrajes y series. También Spotify, que redistribuye álbumes y sencillos.


ACTUALIDAD DE LA TEVÉ

El streaming irá creciendo cada vez más, así como también los hogares conectados a banda ancha.


La transmisión en la televisión convencional y el uso de la banda ancha se ven integradas en muchos hogares. Más que una competencia, ambas logran una enriquecedora complementariedad.

Dejá tu comentario