Arte y Espectáculos

“La guarania como patrimonio tendrá beneficios invaluables”

 

El reconocimiento del género musical creado por José Asunción Flores, la guarania, como patrimonio inmaterial de la humanidad por parte de la Unesco, es un anhelo que va tomando fuerzas, con el apoyo de instituciones y referentes del arte y la cultura de nuestro país. Se trata de un proyecto amplio, a largo plazo, que requiere no solo de un trabajo coordinado y por etapas, sino también del apoyo de todos los sectores.

“Nuestra meta es celebrar el centenario de la guarania en el 2025 con el reconocimiento, pero si se da antes, mejor. Y esta postulación la hacemos afirmando que la Guarania es la banda sonora del Paraguay, como lo exponemos en nuestra campaña”, señala Techi Cusmanich, secretaria de la Sociedad Cultural Apurocanto; entidad a cuya instancias se sumaron otras para acompañar el proyecto, como la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) y la Municipalidad de Asunción.

“Hasta ahora es la Secretaría Nacional de Cultura la que lidera la campaña, a instancias de la propuesta de la Sociedad Cultural Apurocanto y la adhesión de otras instituciones y organizaciones, como el Ateneo Cultural José Asunción Flores, la Dirección de Cultura de la Municipalidad, el Fondec. Además, estamos en trativas con el MEC, Sonidos de la tierra y Tierranuestra”, explica la también gestora y productora cultural.

BENEFICIOS. “Los beneficios del reconocimiento como patrimonio creo que pueden ser invaluables, de buenas a primera. Desde el posicionamiento del país a nivel internacional hasta el beneficio económico que pudiera generarse a partir de planes específicos, vinculando a la Guarania con la cultura, el turismo, la artesanía y otros segmentos productivos”, apunta.

Cusmanich resalta que dicha distinción también tendría un impacto sociocultural, “como el fortalecimiento de nuestra identidad y autoestima, que van estrechamente vinculadas a la defensa de nuestra soberanía”, subraya.

“A esto –prosigue– su suma la reivindicación de la figuras de héroes civiles, como es el caso de José Asunción Flores, que venciendo la pobreza proyectó su vida y su obra a dimensiones universales. Por ello, se hace tan importante este reconocimiento de un organismo rector en el ámbito de patrimonio como lo es la Unesco”, destaca Cusmanich.

PROCESO. Sin embargo, la postulación oficial ante el organismo de las Naciones Unidas, no es tarea sencilla, pues se deben cumplir numerosos requisitos.

“Son muchos detalles a tener en cuenta; varios componentes, como completar formularios, recopilar información y documentación exigida; un programa de difusión, planes de salvaguardia, un proceso de empoderamiento a nivel popular, ejecución de consultoría y asesoramiento internacional, talleres de capacitación sobre Patrimonio, registros sonoros y audiovisuales, entre otros tantos”, detalla Techi.

Numerosas actividades ya se concretaron con este objetivo, como la denominación de José Asunción Flores a plazas y espacios públicos, así como el reconocimiento del género como patrimonio cultural a nivel local. A esto se suman, giras, ciclos y discos sobre la Guarania y su creador, realizadas por Ricardo Flecha, miembro de la Asociación, así como el programa Sembrando Guaranias que se emite por Noticias Paraguay (NPY).

“Se logró que la Secretaría de Cultura emita una Resolución que declara patrimonio cultural inmaterial de la Nación a la Guarania; que la Junta Municipal la declare de interés municipal, junto a diferentes programas conexos a ella, y que el Ministerio de Educación, bajo resolución, también lo declare de interés educativo”, señala la integrante de Apurocanto.

APOYO. Techi destaca, además, el apoyo que reciben. En este sentido, menciona el concurso de las diferentes orquestas, como la Sinfónica Nacional, la Sinfónica de Asunción, la del Congreso, la de UniNorte, la de Cámara Municipal, de la Policía Nacional, entre otras.

“También está el apoyo de los sectores organizados de los Bañados o del centro de la Pastoral Social en la Chacarita, con quienes se trabajó para la recolección de firmas para avalar el pedido de denominación de la Costanera con el nombre del compositor José Asunción Flores”, agrega.


Techi Cusmanich, de la Sociedad Cultural Apurocanto, habla de los avances en torno al reconocimiento de la guarania como Patrimonio inmaterial de la humanidad por parte de la Unesco.

Desafío en el campo político
Techi Cusmanich, de la Asociación Cultural Apurocanto, indica que en muchos casos deben enfrentar obstáculos provocados por el desinterés de los políticos.
“Muchos políticos no comprenden la dimensión y el alcance real de la cultura. En la política local la cultura es considerada como un accesorio y no visualizan que la cultura es una herramienta fundamental para el desarrollo y el cambio”, apunta la gestora cultural.
En este sentido resalta el trabajo con la ciudadanía. “Desde la ciudadanía hemos tenido que trabajar duramente para forzar a los políticos a cumplir con su trabajo en la toma de decisiones y/o gestiones vinculadas al logro del objetivo del posicionamiento de la Guarania”, afirma.

Dejá tu comentario