Política

La fiscala general no contestó comentarios de Martínez Simón

 

Tras las declaraciones del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alberto Martínez Simón, de que tras cuestionamientos ciudadanos sobre las últimas polémicas sentencias, también hay que analizar el trabajo del Ministerio Público, la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, no emitió su opinión al respecto.

Consultando con algunos sectores de la Fiscalía, sin embargo, estos aseguran que lo mencionado ayer no fue una crítica.

El ministro habló en Monumental 1080 AM, tras la reprobación ciudadana a la Justicia, luego de las últimas sentencias contra Óscar González Daher, Raúl Fernández Lippmann y otros.

Si bien el presidente no quiso ahondar en los casos cuestionados, indicó que pese al descontento, surge la pregunta de si se tendría que juzgar en los Tribunales por las pruebas presentadas, “o tendríamos que volver al juzgamiento popular de la ciudadanía no interiorizada de lo que puntualmente se produjo o no dentro del expediente”, dijo.

Hizo hincapié en que la sociedad habló muchísimo, “críticas que se hicieron de supuestamente un trabajo mal hecho, adrede, o una investigación poco eficiente, aunque no haya sido hecho adrede, para facilitar entre comillas el trabajo de jueces en dictar sentencias que no sean las que la ciudadanía esperaba”.

Por ese motivo, dijo que hay que analizar el trabajo fiscal. “Hablamos muchas veces del Poder Judicial, pero hay que entender que el proceso hoy en día estructurado depende de la Fiscalía, hay que analizar el trabajo de la Fiscalía”, explicó ayer.

POLÉMICAS. El último juicio contra Óscar González Daher, el ex ministro del Interior Carmelo Caballero, el ex secretario del Jurado Raúl Fernández Lippmann, y Jorge Oviedo Matto; tanto sentencias como absoluciones fueron muy criticadas, poniendo en duda el sistema judicial.

En ese caso, el Tribunal integrado por Juan Carlos Zárate, Héctor Capurro y María Fernanda García condenó por tráfico de influencias a Daher, a dos años de prisión.

Fernández Lippmann recibió la misma pena y Caballero fue condenado a un año y ocho meses. Todos ellos estaban acusados también por asociación criminal; sin embargo, el Tribunal los absolvió, asegurando que no se probó ese hecho. Por su parte, Jorge Oviedo Matto quedó absuelto por tráfico de influencias.

En otro juicio, Lippmann fue absuelto por supuesto enriquecimiento ilícito.

Dejá tu comentario