Política

Junta de FFAA inicia evaluación que busca evitar padrinazgos

 

El presidente Mario Abdo Benítez presidió ayer la ceremonia de apertura de la Junta de Calificaciones para iniciar las deliberaciones para los ascensos y pases a retiro de los efectivos militares.

El acto central se desarrolló en el Comando de las Fuerzas Militares.

El presidente de la República estuvo acompañado del ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, y de los comandantes de fuerzas.

La Junta de Calificaciones aplica un nuevo procedimiento de análisis de méritos y aptitudes que busca acabar con el padrinazgo y discrecionalidad en el momento de ubicar a los oficiales generales en los cargos claves en las Fuerzas Armadas.

El ministro Soto Estigarribia explicó que el presidente de la República pidió a los oficiales generales que la Junta de Calificaciones haga las deliberaciones en base a “méritos reales de los oficiales, que la calificación sea honesta y justa, sin padrinazgos”.

nuevos filtros. La evaluación de los oficiales y suboficiales que deben ascender debe pasar por varios filtros. Consiste en el periodo de evaluación de méritos de los oficiales para evaluar su desempeño para la selección de los que estarían ocupando cargos.

Se instala una Junta de Generales y otra de comandantes de fuerzas que deben determinar la calificación y presentar al presidente. Anteriormente no existía este procedimiento.

Es un nuevo sistema que se implementa para derivar la calificación a los comandantes que conocen a los oficiales y tienen en cuenta las calificaciones a lo largo de su carrera (pasa por las escuelas, por todas las calificaciones anuales que tienen los oficiales con 30 años de servicios). Se fija una calificación numérica y objetiva.

Con eso se deja de lado que el presidente pueda tener una atribución discrecional de nombrar sin tener en cuenta los méritos de los oficiales.

Anteriormente cuando se egresaba de la Academia Militar, el oficial tenía un orden de mérito y un puesto. Esa antigüedad se hacía primar para un coronel salvo que haya un problema.

Ahora con el nuevo sistema, se considera que ese periodo de cuatro años en la Academia es solamente una calificación más (ya no tiene el mayor peso) y luego comienza la carrera del oficial que son 30 años, entre todos los cursos con sus calificaciones.

El presidente pidió que no existan padrinos. y que se llegue a su mérito. “Que la evaluación sea objetiva, honesta, que primen los verdaderos méritos y no el padrinazgo”, dijo. Posteriormente, el jefe de Estado se trasladó hasta el Comando de la Armada para participar del acto de conmemoración de su santa patrona Stella Maris.

Dejá tu comentario