Política

Joven que perdió un ojo a causa de balines repudia amenazas de Cartes

 Emmanuel Alarcón quedó tuerto luego de las protestas e incidentes que se produjeron por la sed de poder del mandatario el 31 de marzo de 2017. "Es un inepto y maleducado", manifestó a Telefuturo.

Emmanuel Alarcón, el joven que perdió un ojo por el impacto de un balín de goma durante las represiones sufridas por la Policía el 31 de marzo del año pasado, repudió las declaraciones del presidente de la República, Horacio Cartes, quien volvió a lanzar una frase poco feliz generando la ira ciudadana al afirmar que las manifestaciones de los jóvenes merecen “balines de goma”.

El mandatario fue consultado sobre su opinión acerca de la movilización que estaban realizando a esas horas los jóvenes de distintos colegios y universidades por los hechos de corrupción que salpican a parlamentarios y en contra de la promulgación del acuerdo de Yacyretá.

Alarcón, quien se encontraba en la plaza ubicada frente al Congreso Nacional en la noche del 31 de marzo de 2017, en medio de protestas por la aprobación de la enmienda constitucional a favor de la reelección presidencial, sufrió la pérdida de un ojo a causa de un disparo de un balín de goma. La Policía disparó contra los manifestantes que se iban sumando, autoconvocados ante lo que consideraban un atropello a las leyes y la Constitución Nacional, que limita a uno los mandatos de los jefes de Estado.

“Lo que usted nos desea no es más que el reflejo de lo consumida que está su alma y su conciencia (si es que todavía la tiene) por las infinitas ansias de poder, por la frustración que existe dentro de su ser, por el fracaso de sus planes de llevar todo por delante sin importar qué cabezas tenga que pisar, por lo enviciada que quedó su cabeza con los años de autoridad”, escribió el joven repudiando los dichos del mandatario.

Indicó que el imperio que Cartes armó estos cinco años, “no es más que una manga de aduladores y serviles a su dinero y poder; sin eso, Señor Presidente, no es más que un alcohólico que no puede hilar dos frases enteras”.

“Lo que usted desea solo provoca que los jóvenes tomen conciencia, se levanten y hagan el lío que usted mismo pidió, hasta creyendo que serían solo palabras para nuestros oídos”, agregó en su carta el joven.

Indicó en entrevista a Telefuturo que un presidente no puede referirse así a los jóvenes de su país.

“Es un inepto y maleducado”, manifestó. Dijo que su familia sufrió muchísimo por lo que al joven le pasó.

Carta al Presidente de la República del Paraguay
Don Horacio Manuel Cartes JaraSeñor Presidente: Al escuchar su lamentable declaración hoy a los medios de prensa, no tengo más que tomarme el atrevimiento de dirigirle unas palabras, con todo el respeto que merece usted, el hombre con el cargo más importante dentro de mi querida Patria, por más que en ocasiones usted parece no dimensionar tal compromiso.

LO QUE USTED NOS DESEA, Señor Presidente, no es más que el reflejo de lo consumida que está su alma y su conciencia (si es que todavía la tiene) por las infinitas ansias de poder, por la frustración que existe dentro de su ser, por el fracaso de sus planes de llevar todo por delante sin importar qué cabezas tenga que pisar, por lo enviciada que quedó su cabeza con los años de autoridad, siempre saliendo airoso sin que nadie pueda hacer algo contra el “imperio” que armó; que no es más que una manga de aduladores y serviles a su dinero y poder, sin eso, Señor Presidente, no es más que un alcohólico que no puede hilar dos frases enteras.

LO QUE USTED NOS DESEA, Señor Presidente, solo provoca que los jóvenes tomen conciencia, se levanten y hagan el lío que usted mismo pidió, hasta creyendo que serían solo palabras para nuestros oídos, como decía Voltaire: “Hay quienes solo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos”, y créame, Señor Presidente, usted nunca supo disfrazar sus pensamientos.

LO QUE USTED NOS DESEA, Señor Presidente, yo, lo viví en carne propia, y no se lo deseo a nadie. El sufrimiento que generó en mis padres, en mis hermanos, en mis familiares, en mis amigos. Ese sufrimiento, le juro, Señor Presidente, no se lo deseo a nadie.

LO QUE USTED NOS DESEA, Señor Presidente, quizás para usted es solo “un balín de goma”, para mi familia fueron noches enteras sin dormir, esfuerzos económicos extraordinarios. Para mí fueron cirugías, perder trabajos, perder aptitudes, acostumbrarme a una nueva vida, porque créame, Señor Presidente, perder un ojo no es joda; pero para usted, es solo un “balín de goma”.Sería muy hipócrita de mi parte decir que no siento rabia hacia sus declaraciones, pero ante todo siento pena, siento muchísima pena de tener que saber que nada más y nada menos el gobernante de NUESTRO PAÍS, desea que lo mismo que me pasó a mí (y a varios jóvenes más), le pase a otros jóvenes, por el simple hecho de no compartir sus mismas ideas o estar en desacuerdo con su forma de gobernar.

LO QUE USTED NOS DESEA, Señor Presidente, yo no se lo deseo a usted. Emmanuel Alarcón 10/08/2018

Dejá tu comentario