País

Instan a evitar ir hasta Caacupé y realizar “peregrinación espiritual”

SUGERENCIA. Mensaje inicial es no ir a la Villa y si van, previa reserva, no llevar niños ni vulnerables. AGENDA. Del 5 al 8 de diciembre quedará prohibido peregrinar a la Basílica; solo misa o al Tupãsy Ykua.

La festividad mariana de la Virgen de Caacupé no se cancelará como otras fiestas religiosas. Se realizará bajo estrictas restricciones sanitarias. Por lo que, en palabras del Dr. Julio Rolón, viceministro de Salud, no solo se pondrá a prueba la devoción de los creyentes católicos sino todo “de lo que aprendimos y de lo que no aprendimos”, dijo, en alusión a las medidas establecidas por la pandemia del Covid-19.

Ayer, finalmente, se hizo oficial el plan operativo previsto para la mayor fiesta religiosa del país que prevén se haga en “modo saludable”, para mitigar brotes de Covid durante este encuentro ecuménico (ver infografía).

“Este diciembre les pedimos que no vengan todos los días 7 y 8, sino que hagan esa peregrinación a través del corazón y sigan la retransmisión de las celebraciones a través de los medios de comunicación, de internet, de las redes sociales”, sugirió monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, luego de reseñar que “pocas veces en la historia” la Basílica celebrará el Día de la Virgencita Azul de los Milagros con pocos peregrinos en su explanada principal, según informó Darío Bareiro, corresponsal de ÚH en la capital espiritual.

“Este es un momento difícil, el Santuario existe para acoger a los peregrinos y no poder hacerlo es un motivo de gran tristeza. Pero, esta decisión también es un acto de responsabilidad para con los peregrinos, defendiendo su salud y su bienestar”, manifestó.

Exhortó a los promeseros a que cada día, cada uno tenga un momento de reflexión y oración; y que todas las noches se encienda una vela en el santuario del hogar o en los nichos del hogar. “Y así haremos una hermosa peregrinación virtual que también será muy agradable a los ojos de la Virgen en este contexto de la pandemia”, lanzó.

RIESGO

El viceministro de Vigilancia y Rectoría de Salud, admitió que existe el riesgo de que puedan darse aglomeraciones o desbordes durante la festividad. Por eso, dijo, se consensuó un protocolo que limita el número y frecuencia de peregrinos a la Villa Serrana; con el fin de poder controlar a quienes vayan desde el 28 de noviembre, en que inicia la novena.

Apelarán a la conciencia de la ciudadanía en el sentido de que sigan las recomendaciones para evitar cualquier tipo de contratiempos en el camino. “Nosotros apelamos a esa conciencia y le decimos a la gente que este año no venga. Parece una contradicción, pero si va a venir que no traiga a sus niños y adolescentes y a sus familiares o afectos que tengan algún tipo de particularidad de salud y que festejen en la casa. Esta puede ser una oportunidad para una peregrinación espiritual y del corazón”, parafraseó Rolón.

RESERVA VIRTUAL

A partir del 10 de noviembre estará habilitada la página web del Obispado de Caacupé para el agendamiento, tanto para peregrinar –del 28 de noviembre al 4 de diciembre–, como para asistir a las misas o ir al Pozo de la Virgen.

Marina Rodríguez, responsable de Comunicación de la Basílica, indicó que la dirección URL del sitio se publicará oportunamente a través de los medios de comunicación para que la gente tenga la posibilidad de agendarse. “Hasta 1.000 personas se podrán agendar por misa en cada uno de los dos turnos. Si entro a la página y soy el 1.001 el sistema automáticamente me va a rechazar y me va abrir la opción de participar en otro horario o en otro día”, explicó.

Embed



Les sugerimos que hagan con nosotros una peregrinación a través del corazón, en la que el camino no es físico sino interior. Mons. Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé.

Este es un gran examen de conciencia social. Apelamos a la conciencia de la gente y pedimos que no vengan. Dr. Julio Rolón, viceministro de Vigilancia y Rectoría de la Salud.


Dinatrán no libera buses
La Dirección Nacional de Transporte (Dinatran) resolvió no liberar los horarios de buses durante las festividades de Caacupé, los días 5, 6, 7, 8 y 9 de diciembre para evitar la aglomeración de personas en el transporte público de pasajeros y la propagación de Covid-19. Tampoco expedirán permisos especiales a las empresas no permisionarias con el mismo propósito.
Esto haciendo lugar al pedido del Obispado de Caacupé para que no se liberen en esos días de las patronales los horarios ni se expidan permisos para viajes especiales a los buses que no son regulados por la Dinatran.
Los servicios de transporte a la ciudad de Caacupé y todo el Departamento de Cordillera operarán normalmente e igualmente trabajarán todas las empresas de corta distancia, según la resolución.
‘’Estamos acompañando los pedidos del Obispado de Caacupé y del Ministerio de Salud, que es comprensible por todo lo que implica esta pandemia y consideramos que es importante aplicar los protocolos sanitarios y distanciamiento social que se deben de cumplir”, manifestó el director de Dinatrán, Juan José Vidal.
Remarcó que habrá colectivos, pero ninguno saldrá fuera de su horario, ni desviará su itinerario.
‘’También pedimos a la gente que colabore. Nosotros saldremos a controlar el cumplimiento y seremos implacables”, advirtió el funcionario.

Dejá tu comentario