22 abr. 2024

Insostenible omisión del Estado para control del espacio aéreo

Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.

La estancia Allaité, ubicada en Sierra León, en el distrito de Bahía Negra, en el Alto Paraguay, había sido intervenida en 2022 por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas, aunque volvieron a operar como base para el acopio de drogas provenientes de Bolivia, según afirmaciones del director policial del Departamento de Alto Paraguay.

Hace unos días, el establecimiento ha vuelto a ser noticia cuando fue intervenido nuevamente. Fueron detenidas diez personas, de las cuales fueron incautados dos fusiles AR47 y una avioneta Cessna. En el sitio habían encontrado una pista clandestina, que, según la Policía, habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Y, en otra señal de la “normalidad” de nuestro país, una vez que se retiraron los intervinientes, los presuntos narcotraficantes regresaron, armados con fusiles, y amenazaron al peón de estancia que se encontraba trabajando en un tractor para destruir la pista clandestina.

Puede parecer un incidente aislado, pero está muy lejos de serlo realmente. No es una anécdota, sino una comprobación de la manera en que opera el crimen organizado en el país, una delincuencia que acampa a sus anchas y se aprovecha de la tremenda debilidad de nuestras instituciones.

Es insólito que un país no cuente con radares para monitorear la actividad en su espacio aéreo, pero es el caso de nuestro país. Hasta el año 2017 contaba con dos radares 3D de las Fuerzas Armadas para detectar vuelos ilegales, pero desde entonces carecemos de control del espacio aéreo en el territorio nacional. El dato había sido confirmado hace unos meses por el general de División Aeronáutica de las FFAA, Julio Rubén Fullaondo, en una entrevista con Monumental 1080 AM, cuando explicó que los equipos adquiridos en el 2011, con un alcance de 50 millas, que son unos 80 kilómetros, se encuentran inactivos. Con ese único radar, el territorio paraguayo está monitoreado solo un 3%.

Hace ya casi tres años se produjo el operativo A Ultranza PY, que desnudó el alto nivel de permeabilidad del narcotráfico en las esferas del Estado. Ese esquema, que involucraba a traficantes, lavadores de dinero con empresas de fachada y que comprometía a políticos, funcionarios, proveedores del Estado, parlamentarios y hasta a un pastor evangélico que se dedicaba al blanqueo de capitales, ha quedado expuesto pero impune. Cayeron un par de nombres, como del diputado colorado Juan Carlos Ozorio, vinculado a los hermanos Miguel Insfrán y al pastor José Insfrán, este blanqueaba capitales por medio de su congregación.

Aparecieron otros nombres, como el del actual senador de la República Erico Galeano, quien fue vinculado con el caso A Ultranza, por posibles conexiones con lavado de dinero. Galeano fue electo senador en abril pasado, y está imputado por presunto lavado de dinero y asociación criminal. Tras una serie de chicanas judiciales fue beneficiado con arresto domiciliario para poder sesionar en el Congreso Nacional.

En estos operativos también se hizo conocido otro personaje: Sebastián Marset, quien según la Fiscalía sería el líder de una estructura criminal de narcotráfico y lavado de dinero, que enviaba cocaína con destino a puertos de Europa y África. Actualmente prófugo de la Justicia, hace unos meses Marset dio una entrevista a un canal uruguayo; nuestras autoridades dijeron desconocer la ubicación de Marset o el lugar donde tuvo lugar la reunión, pues no existe posibilidad de rastrearlo.

Así, mientras el país se convierte en un valioso hub empresarial por donde se pasean y negocian a gusto traficantes de drogas, armas y contrabandistas, el Estado se muestra absolutamente incompetente.

Más contenido de esta sección
El hecho de que la mayoría oficialista del senado haya retrocedido en la barbaridad cometida cuando devolvió fueros a senadores previamente desaforados que están siendo investigados por la Fiscalía, puede verse como que enmendaron un error. Sin embargo, una acción que significó el atropello a la Constitución Nacional no debe quedar impune. Los 23 senadores que votaron por devolverle los fueros a Erico Galeano, Hernán Rivas y Rafael Filizzola, deben ser investigados, pues en un estado de derecho nadie está por encima de la ley.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.