Economía

Incumplimiento del Tratado generó principado de Itaipú, según experto

 

La mentada idea de la “libre disponibilidad” está establecida y bien redactada en el Anexo C del Tratado de Itaipú, cuestión que los líderes e investigadores energéticos paraguayos no lo notaron durante más de cuatro décadas, y el incumplimiento del documento revela la “pusilanimidad y miopía” de los administradores y diplomáticos entreguistas del país, generando una suerte de “principado” de privilegios en la binacional, según expresa el ingeniero Luis Fleitas.

El profesional, junto con un grupo de otros ingenieros, defiende fuertemente la tesis de no negociar nada en el 2023, año en el que se cumplen los 50 años de entrada en vigor del Tratado de Itaipú.

Asegura que no se debe negociar nada y solo se debe cumplir con lo estrictamente establecido en el Tratado, donde se garantizan plenamente los derechos del Paraguay. “Si se aplica algún cambio al documento tal cual como está sería en detrimento de los intereses nacionales”, manifestó el técnico.

“Ellos (las autoridades de la Itaipú) construyeron el muro de la ‘binacionalidad’ que impide hasta hoy disponer soberanamente de nuestra energía. Con la binacionalidad se mantiene la opacidad del ‘principado de Itaipú’, donde cualquier tractorista gana más que el presidente de la República. Con la binacionalidad también se mantiene en jaque nuestras ‘relaciones comerciales’ de la frontera”, señaló el experto en temas energéticos.

ANTIPATRIÓTICO. El profesional insistió que desde la dictadura hasta los gobiernos democráticos del país nunca se aplicó a cabalidad los términos del Anexo, tal como está redactado.

“Para obtener una renta máxima, como lo obtuvieron ellos (los brasileños), solo debíamos contratar toda la energía generada en 50 Hertz, procedente de las nueve y posteriormente diez máquinas paraguayas. Se debía contratar el 100% de nuestra energía y venderla al mercado brasileño los excedentes que, desde hace décadas, está liberalizada en Brasil y la Argentina”, expone Fleitas.

Comenta que existe otra tesis que también es importante, como la de los maletines. “Siempre sostuvimos que los mejores embajadores del Brasil son los consejeros y directores paraguayos. Ellos construyeron el muro de la “binacionalidad” que impide hasta hoy disponer soberanamente de nuestra energía”, dice. El experto asegura que es clave “poner a alguien con estatura moral al frente de esas negociaciones” o de lo contrario, recuerda que se podría tener un nuevo acuerdo Cartes-Macri, donde “habría modificaciones desfavorables al Paraguay” y se podría caer en “una nueva cesión, pero esta vez obligatoria”.


Libre disponibilidad
El Anexo C del Tratado de Itaipú es fundamental porque detalla el negocio de la binacional, y “revisado con lupa y hasta con microscopio el documento, no se encuentra ningún argumento que impida la ‘venta’ al mercado brasileño”, asegurando así la ”libre disponibilidad” energética, según el ingeniero Luis Fleitas. “Es más, tampoco hay en el tratado impedimento jurídico alguno para vender a terceros nuestros excedentes”, dice. Agrega que si se logra que el tratado siga tal como está redactado, sin cambiar una sola coma, “se podrá hacer un buen negocio energético”, y solo es necesario “coraje” de los negociadores para defender nuestros derechos.

Dejá tu comentario