25 feb. 2024

Hubo pago de USD 40.000 y no se descarta que haya más implicados

Con nuevas informaciones que van surgiendo con la detención de policías de Interpol, la Fiscalía pide más informes. Afirman que procesarán al que esté implicado, sin importar de quién se trata.

Interpol_48418910_48459005.jpg

En el ojo. Los policías detenidos son funcionarios de Interpol Paraguay y se los investiga por varios hechos punibles.

Van surgiendo más datos llamativos tras haberse borrado del sistema de Interpol las órdenes de captura de la esposa de Sebastián Marset y de un asistente fiscal, ambos imputados en la causa A Ultranza Py. Se maneja la información de que una persona habría recibido USD 40.000, aparentemente para distribuir a varios, entre los que estarían los policías. Ayer también declararon dos de ellos.

La fiscala Ruth Benítez, quien hace unos días había dicho que tenía prácticamente cerrado el caso, esta vez confirmó que se maneja la información de que una persona habría recibido la alta suma de dinero mencionada y que por eso ya se pidieron informes financieros de varias personas.

Las autoridades mantienen todavía con resguardo el nombre de a quien aparentemente se le pagó.

Lo claro del caso es que el suboficial Kevin Eduardo Montiel Sanabria (22) compró al contado un vehículo tan solo cinco días después de que desapareciera la primera orden de captura internacional de la esposa de Marset, Gianina García Troche, en julio de este año.

La compra se hizo por G. 30 millones.

Además, en su casillero encontraron documentaciones comprometedoras. “A las 12:00 de la noche fui a romper las cadenas que daban seguridad a los casilleros de uno de los detenidos y encontré muchísima información, documentaciones relacionadas con Marset, y con todos los procesados en el caso A Ultranza, cinco simcards, y otras documentaciones de personas buscadas (brasileños) con notificación roja”, recordó Benítez, en contacto con la 1080 AM.

Dijo que todo ese cúmulo de expedientes “no tenía por qué estar dentro de un casillero”.

También en el bolsillo de su novia encontraron G. 3.700.000 hace unos días. Ella confesó que Kevin Montiel le había entregado ese dinero, así como las llaves del auto, por lo que la fiscala presume que “quería hacer desaparecer el auto de la Interpol”.

DECLARACIONES. Ayer fue un día crucial para el Ministerio Público, ya que decidieron hablar dos de los tres policías investigados, Hugo Javier Vallejos y Kevin Montiel. La que se abstuvo fue la oficial Gabriela Vasos Mosqueira.

El abogado César Bóveda dijo que Montiel supuestamente adquirió el vehículo con dos préstamos y negó su participación en el hecho.

“El sistema es muy permeable que cualquiera pudo acceder al usuario. Él citó nombres de otras personas”, dijo. Además, alegó que a su cliente le pudieron haber plantado los documentos.

Tras las declaraciones, las fiscalas Irma Llano y Ruth Benítez dijeron que no se descarta que más personas estén implicadas.

Dijeron que no solamente los detenidos “tenían usuarios que podían eliminar y cargar (órdenes de captura). Vamos a corroborar quiénes hicieron consultas, no solo en Interpol, sino en la Policía también”, sostuvo Benítez.

Fue tajante además al referirse que “acá no importa quién sea (el implicado). Si demostramos que se cometió un hecho punible, esa persona tendrá la sanción correspondiente”.

Los hechos

Los dos policías varones detenidos, Hugo Javier Vallejos y Kevin Montiel, están siendo investigados por varios hechos; entre ellos, acceso indebido a sistemas informáticos, alteración de datos relevantes para la prueba y frustración de la persecución penal. Según la fiscala Irma Llano, no se descartan cohecho pasivo agravado, así como lavado de dinero.

Con relación a la oficial Gabriela Vasos Mosqueira, esta podría ser imputada solo por frustración a la persecución penal, confirmó la fiscala Ruth Benítez.

Más contenido de esta sección
Flagelo. Los vendedores de drogas se ubican estratégicamente cerca de los centros educativos y utilizan como delivery a menores.
Diez extranjeros fueron detenidos en un operativo en un hangar ubicado en zona de Sierra León, del Departamento de Alto Paraguay. También se incautaron de una avioneta y armas de grueso calibre.
Familiares, amigos y pobladores de Filadelfia dieron ayer el último adiós al joven estudiante de 16 años, Óscar Efraín Estigarribia, que fue asesinado de una puñalada cuando iba camino a su colegio.
El tío del estudiante de 16 años, asesinado durante un asalto cuando iba camino a su colegio, en Filadelfia, con mucho dolor lamentó que una joven vida se haya truncado en manos de la inseguridad.
Otros dos violentos atracos se registraron ayer en Alto Paraná y las víctimas ya no saben a quién recurrir ante la oleada de asaltos que les tiene en zozobra. Todos los días, es vivir en jaque.