Mundo

Huawei no afectará los lazos entre EEUU y Reino Unido

 

El Gobierno británico puede trabajar con el fabricante chino de equipos de telefonía Huawei en la red 5G sin comprometer sus vínculos con los servicios de inteligencia de EEUU, consideró ayer el jefe del MI5, Andrew Parker.

“Tenemos una relación estrecha y de larga data con EEUU en lo relativo a la seguridad y a compartir información y eso continuará”, dijo ayer el portavoz del primer ministro Boris Johnson.

Estas declaraciones surgieron en el marco de una reunión entre responsables estadounidenses y británicos de seguridad nacional y telecomunicaciones. El encuentro surgió en un contexto de especulaciones sobre una próxima luz verde de Johnson a la participación del grupo chino en la nueva generación de red móvil en el Reino Unido.

EEUU presiona a Europa, Londres incluido, para que excluya a Huawei, denunciando los vínculos de la empresa con el Gobierno chino y asegurando que sus equipos podrían ser usados para el espionaje, lo que Huawei siempre lo negó.

La administración estadounidense insiste en que permitir la entrada de Huawei en el mercado británico podría suponer un riesgo para la seguridad, debido a las acusaciones de espionaje que pesan sobre la firma china.

Ante un posible daño a las relaciones de inteligencia con Washington, el jefe del servicio de inteligencia nacional británico MI5 reveló al diario económico Financial Times que no tenía “ninguna razón hoy en día para pensar” que eso ocurriría.

La colaboración en materia de seguridad entre el Reino Unido y EEUU es “muy estrecha y de confianza”, subrayó Parker, quien dejará su puesto en abril.

El Reino Unido aplazó repetidas veces su decisión sobre Huawei, en particular debido a las elecciones legislativas de diciembre. Pero según la prensa británica, esta es ahora inminente y podría ser dada a conocer este mes.

Según el Financial Times, una delegación de la Agencia de Seguridad Nacional y del Consejo Económico Nacional estadounidense llegó ayer a Londres para tratar de convencer a los responsables del Gobierno británico de que no confíen en la empresa china.

En la reunión de líderes de la OTAN del mes pasado en Londres, en medio de la campaña electoral, el primer ministro británico fue presionado por Trump, quien aseguró que Huawei suponía “un peligro para la seguridad”.

Un senador estadounidense promueve un proyecto de ley para evitar que su país comparta datos de inteligencia con gobiernos que permitan a Huawei usar su red 5G. China, en tanto, advirtió que una posible prohibición hacia Huawei de operar en el mercado británico tendría consecuencias comerciales.

Dejá tu comentario