Arte y Espectáculos

Historiador pide proteger y valorizar las plazas ocupadas

 

La ocupación y destrucción de las plazas históricas ubicadas frente al Cabildo Nacional, en el microcentro capitalino, son hechos preocupantes que exigen acciones integrales y urgentes de parte de las autoridades responsables. Esta situación refleja, entre otras cosas, la falta de conciencia respecto al valor que tienen los espacios y monumentos de gran riqueza histórica, y que fueron testigos de eventos de trascendencia para el Paraguay.

“Con esta situación pierde la ciudad, la ciudadanía. Tenemos ahí un monumento histórico próximo a cumplir 150 años que se ve dañado y, por lo tanto, la comunidad ve afectado uno de sus espacios históricos e icónicos. Ante ese monumento se realizaron los actos públicos por décadas, tanto en la Independencia como en otras fiestas cívicas”, reflexiona el historiador Herib Caballero Campos, añadiendo que en esta coyuntura electoral la ciudadanía y las familias reubicadas “no encuentran una solución“.

Las plazas ubicadas frente al Cabildo, la de Juan de Salazar, De Armas, Independencia y Constitución, respectivamente, están siendo ocupadas por familias de la Chacarita, que fueron afectadas por un incendio en diciembre del año 2020, además de grupos de indígenas y otros manifestantes.

La Municipalidad de Asunción y la Secretaría Nacional de Cultura, esta última principal responsable del cuidado de estos espacios; determinaron, junto con otras entidades, no desalojar ni trasladar a los ocupantes a otro sitio, sino sacar de allí las esculturas y los monumentos históricos hasta tanto se solucione la situación social.

“Creo que es necesaria una valorización del patrimonio histórico en todo el país; son necesarias políticas públicas que promuevan el conocimiento y la conservación de esas piezas. Incluso antes de que sean reubicadas las familias esas plazas ya estaban abandonadas”, indica el historiador.

Conciencia. Caballero Campos recuerda que la memoria de la historia es algo que forma parte de la conciencia colectiva y que, con la pérdida de estos espacios, también se produce una pérdida de la conciencia colectiva y social.

“Se trata de un espacio público que lo es desde el periodo colonial, por lo cual reviste un valor significativo y simbólico muy fuerte para la sociedad paraguaya en general”, señala el historiador, y agrega: “Allí, a metros, se produjo el golpe del 14 de mayo que dio inicio al proceso de la Independencia del Paraguay; en ese lugar se hacían las fiestas populares durante la Guerra de la Triple Alianza y los actos cívicos después de 1870. Entonces efectivamente es un lugar histórico y forma parte de esa conciencia histórica nacional o social”, remarca.

En las plazas ocupadas se encuentran piezas escultóricas de alegorías sobre las estaciones del año traídas de Francia en el siglo pasado; además de ornamentos, esculturas de animales y monumentos de la jura de la Constitución.


Herib Caballero Campos afirma que espacios públicos frente al Cabildo forman parte de la “memoria histórica” del Paraguay.

Con esta situación pierde la ciudad. Tenemos ahí un monumento histórico próximo a cumplir 150 años que se ve dañado.

Dejá tu comentario