Política

"Hay un crecimiento espectacular del sicariato en el Paraguay"

ESTADÍSTICAS. El abogado Rolón Luna analiza datos sobre el fenómeno del sicariato en Paraguay. COMPLICIDAD. Afirma que el narcotráfico no podría existir sin negocio financiero.

El abogado Jorge Rolón Luna, ex director del Observatorio de Seguridad del Ministerio del Interior, viene realizando un minucioso trabajo de investigación sobre el fenómeno del sicariato y el negocio del narcotráfico que según los datos que recabó va creciendo en los últimos años en Paraguay. El ex juez electoral sostiene que el tráfico de cocaína ocupa un lugar importante y la irrupción de organizaciones criminales trae consigo actos de violencia en el territorio paraguayo.

Explicó que desde hace ya algunos años que viene relevando los casos que ocurren en el país y subraya que el sicariato es un tipo de homicidio que tiene ciertas características que son visibles. “Se diferencian de otros tipos de homicidios. Tienen sus rasgos”, sostuvo.

Explicó que esa observación implica cuantificación, que es un modo de acercarse al fenómeno para tratar de comprender.

“Los datos que se relevan permitirían una mayor sistematización y una mayor riqueza. A priori, uno releva ciertos datos básicos que son elementales, como la cantidad de ataques, la cantidad de víctimas, donde englobo las personas fallecidas y heridas“, significó sobre el trabajo que viene realizando.

Sostuvo que los homicidios por encargo son un fenómeno ya instalado en Paraguay desde hace buen tiempo. “Los números son importantes desde diversos aspectos, diversas perspectivas”, indicó.

Como ejemplo, puntualizó que si se toma el total de homicidios en Paraguay, el sicariato representa aproximadamente el 29% de los hechos registrados durante el 2020. Hay 140 casos de sicariatos de 481 homicidios totales a nivel país. Esto representa casi una tercera parte del total de homicidios, aseguró. “Hay un crecimiento importante del fenómeno que puede ser medido interanualmente. Es un fenómeno en crecimiento”, remarcó.

Rolón Luna sostuvo que en el 2020 hubo 133 episodios de sicariato. Mientras que en el 2021, alrededor de 180 casos.

En cuanto a la cantidad de víctimas, aparecen 180 personas en 2020 y 219, en el 2021. Representa un aumento del 21%.

“No es que está creciendo al dos o tres. Hay un crecimiento espectacular del fenómeno en el Paraguay”, apuntó.

Puntualizó que en enero del 2020 hubo 14 episodios de sicariato. En el 2021 subió a 16. Mientras que este año ya se registraron 27 episodios.

En cuanto a muertes, en el 2020 hubo 20 asesinatos. Y en 2022 ya hay 30 muertos. “Se observa el gran crecimiento”, significó.

NEGOCIO ATRACTIVO. A criterio del abogado, en primer lugar existe una constatación del crecimiento del fenómeno en Paraguay, y que “este escenario es constante”.

En segundo lugar, el crecimiento se puede explicar a una hipótesis o con base en muchas variables que intervienen. “No estamos estudiando el sicariato. No estamos estudiando toda la dinámica ni los aspectos más importantes del crimen organizado en Paraguay”, dijo.

A su criterio, el tráfico de cocaína ha ocupado uno de los lugares primordiales del tráfico de drogas en general.

“El tráfico importante de cocaína ha hecho que organizaciones criminales de otros países, como Brasil, hayan visto como un mercado atractivo. El involucramiento de las organizaciones criminales brasileñas tiene un impacto en la violencia”, afirmó.

Citó en ese aspecto que las incautaciones de cocaína en territorio paraguayo tienen un alto crecimiento. En el 2021 y 2020, hubo una serie de procedimientos en Europa de la droga proveniente desde Paraguay. “En el tráfico de la cocaína dentro de la ruta internacional, Paraguay ocupa un lugar importante desde América del Sur hacia África Occidental, y hacia Europa. No hacia Estados Unidos. Se debe a factores geográficos, geopolíticos, a organizaciones que estaban asentadas en Paraguay, especialmente en zona de frontera y que empezaron a dedicarse a la marihuana y luego la cocaína”, sostuvo.

El detalle que remarcó es que Brasil es un gran consumidor de cocaína.

Refirió que el crecimiento del consumo de cocaína en el vecino país es el primero en los últimos años.

NARCOESTADO. Rolón Luna también fue consultado sobre el narcoestado y sobre este punto pone en tela de juicio el concepto. “Todo el mundo explica y nadie sabe lo que significa. Tendría que ponerme de acuerdo primero en qué es un narcoestado“, indicó.

Afirmó que el tráfico de drogas y el tráfico internacional de cualquier mercadería ilegal no es posible sin la cooperación o desentendimiento del Estado”. “El que se dedica a tráfico de estas sustancias ilegales tiene que salir a vender y al salir a vender se expone. ¿Cuánto te demorás en averiguar quién vende marihuana en tu barrio. La policía y la agencia antidrogas saben quién vende“, refirió.

GUIÑO ESTATAL Y FINANCIERO. Apuntó que el negocio requiere de una complicidad estatal y que en Paraguay el tráfico de drogas a gran escala y el hecho de que se convierta en un lugar importante dentro de la ruta internacional empieza con el Estado.

“Hoy en democracia, el poder está menos concentrado que en la época de Stroessner y entonces, hay que hablar con todo el mundo, con fiscales, jueces, políticos, concejales, intendentes, policías“, refirió.

Remarcó en ese aspecto que “el tráfico de drogas no puede hacerse sin la connivencia del acuerdo del Estado“.

“Los narcotraficantes pactan con algún ámbito estatal, con alguna jefatura con liderazgo institucional“, refirió.

Afirmó que en ese escenario de pactar con algún actor estatal, en ocasiones, ocurren los episodios de violencia.

“El Estado también está dividido en facciones. Esta facción cerró con el cartel tal. El Estado no es un todo homogéneo. Hay gente que no participa“, explicó el experto.

Remarcó que “el negocio multimillonario del narcotráfico no podría existir sin el sector financiero que haga el lavado. Son activos importantes cuantitativamente hablando, razón por la cual no podría existir sin un sistema financiero y bancario que lave el dinero. Entonces, ni los Estados ni los sectores importantes del empresariado y las finanzas podrían estar al margen. No es posible“, refirió.

Insistió en que demasiados actores intervienen para que esto sea una cuestión solamente de narcotraficantes. Hay mucho Estado y mucha política, sentenció.

El tráfico importante de cocaína ha hecho que organizaciones criminales de otros países, como Brasil, hayan visto como un mercado atractivo (negocio en Paraguay).

Dejá tu comentario