21 jul. 2024

“Hasta los chanchos vuelan”, dice Beto sobre caso Kattya

El presidente del Congreso, Silvio Ovelar, es el único cartista hasta el momento que dejó la ventanita abierta con relación a la posibilidad del retorno de Kattya González, en el caso de que la Corte Suprema así lo decida.

“Esperemos que se pronuncie la Corte y veremos. Voy a repetir una frase famosa de Luis María Argaña: En seis meses, en tres meses o en un año hasta los chanchos pueden volar”, alegó el senador.

“Mba’éicha piko ni ou la pelota ko’ápe ha lo mitá ochutaséma la penal (Cómo si todavía no llegó la pelota, y algunos ya quieren chutar el penal”, refirió, atendiendo a que la Corte no se expidió.

“Me gustaría ver a la Corte pronunciarse en este caso. Nos tiran siempre todo el fardo, toda la mierda a los senadores y les dejamos libres a los otros poderes del Estado”, increpó Ovelar.

Derlis Maidana, también del cartismo, opinó en la misma línea que Basilio Núñez y otros de su sector, cerrando las puertas al eventual retorno de Kattya en la Cámara Alta.

“En primer lugar, acá hay un dictamen que no es vinculante”, sentenció. Luego habló de la imposibilidad de la Corte de expedirse sobre cuestiones no justiciables.

“Para mí, es categórico que la Corte debe rechazar esto en razón de que no es una cuestión justiciable”, remarcó.

“Hay algunas funciones propias de los poderes del Estado, en las cuales no nos podemos entrometer; así como ellos exigen que no haya intromisión del poder político en la justicia”, embretó. Alegó que la decisión del Senado fue jurídica y política.

Más contenido de esta sección
El juez de Delitos Económicos, Rodrigo Estigarribia, concedió libertad ambulatoria a Elías Godoy, hijo de la legisladora y el jefe comunal de la ciudad de Presidente Franco. Ambos dieron caución.
Existen evidencias de que el senador colorado cartista y el narcotraficante uruguayo hoy prófugo mantenían una vinculación directa y que el congresista conocía de dónde provenía el dinero.
El cartismo se prepara para las municipales, fuera de plazo, capturando la estructura del abdismo en los departamentos y presionando con recursos del Estado. Afirman que ya no hay movimientos.