Mundo Animal

Hallan más de 150 tortugas muertas en playas del Pacífico de Panamá

Al menos 151 tortugas, muchas de ellas de las especies verde y lora, ambas en peligro de extinción, fueron halladas muertas en playas del Pacífico de Panamá por causas aún desconocidas durante los pasados meses de setiembre y octubre, informaron este martes las autoridades.

"En la base de datos oficial del Ministerio de Ambiente, se ha logrado recuperar información de 151 tortugas provenientes de las provincias de Chiriquí, Veraguas y Los Santos", dijo a EFE el director encargado de la Dirección Nacional de Costas y Mares de la cartera ambiental de Panamá, Marino Ábrego.

El biólogo detalló que en el último reporte, del 7 de noviembre, se han registrado “61 tortugas (muertas) en Los Santos, 70 en Veraguas, 2 en Panamá Oeste y 18 en Chiriquí”.

También apuntó que la mayoría de los casos son de dos especies, tortuga verde —esta registra mayor mortalidad— y tortuga lora, y hay una gran presencia de machos.

La tortuga verde es una especie marina de gran tamaño que se distribuye por los mares tropicales y subtropicales. Está reconocida en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), por lo que su explotación está prohibida en casi todos los países del mundo.

Lea más: El delfín rosado del Amazonas perdió el 65% de su población en 50 años

La tortuga lora es una especie marina americana y la de distribución más restringida, pues gran parte de su zona de anidación se encuentra en las costas de Tamaulipas, en México. Se considera en Peligro Crítico de Extinción por la IUCN.

Se buscan las causas de la mortandad

“El primer indicio lo tuvimos en abril de este año, pero lo consideramos un hecho aislado que no guarda relación con las tortugas que se han encontrado en setiembre y octubre, los meses donde más se intensificaron los decesos de estas especies”, declaró.

Los expertos aún desconocen la causa de la mortandad, pero barajan algunas hipótesis, como que la “situación se está dando en mar afuera”, pues arriban con un estado de descomposición avanzado, “lo que implica que llegar a la costa toma alrededor de 7 a 8 días”, apuntó Ábrego.

También valoran las posibilidades de que ríos crecidos por las lluvias que se están registrando en estos últimos meses hayan desembocado en el mar y llegado a lugares con “una gran cantidad de tortugas y ahogarlas”.

Otra posibilidad es que estas muertes de tortugas estén relacionadas de alguna manera con actividades de pesca.

El estado de descomposición de las tortugas impide hacer una necropsia (autopsia), la única herramienta que podría determinar la verdadera razón de la muerte, detalló el biólogo.

Para analizar la situación, las autoridades ambientales de Panamá realizaron una reunión con la Universidad de Panamá, la Universidad Marítima Internacional de Panamá, el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, la Policía Ambiental, Rural y Turística.

También participaron en la reunión el Servicio Nacional Aeronaval y del Centro Regional Universitario de Veraguas, la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, (CIT) y la Coordinación del Plan de Acción del Pacífico Sudeste.

Nota relacionada: Los insectos aumentan la carga eléctrica atmosférica

En el evento, los expertos descartaron la opción de que las tortugas fallezcan por intoxicación de algas nocivas, pues de ser así habría otros organismos marinos afectados.

“Es una situación preocupante, y para el Ministerio de Ambiente no deja de tener prioridad porque es una situación en la que todavía no hemos podido dar con cuál es el factor”, expresó Ábrego.

Esta situación inusual en Panamá tiene un antecedente: sobre 2013 hubo un acontecimiento similar en la misma área con el hallazgo de unas 200 tortugas, de la misma especie, muertas en los mismos meses —de agosto a octubre—, señaló el biólogo.

“En aquel momento sí pudimos llegar a los sitios y revisar a los animales, que también eran esta especie, la verde (pero) tampoco en ese momento se pudo determinar (la causa)”, concluyó el Ábrego.

Dejá tu comentario