Economía

Gremios alertan sobre la baja de aranceles al comercio fronterizo

 Desde la UIP y la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu) manifestaron su preocupación por una baja de aranceles para el comercio fronterizo que está analizando el Gobierno.

El viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, había dicho que esta semana tendrían listo el borrador del decreto sobre nuevos aranceles que permitan mantener la competitividad del comercio fronterizo con el Brasil.

Dijo que el objetivo es darles competitividad a los comerciantes del lado paraguayo, a través de mecanismos que reduzcan el pago de impuestos y tasas dentro del marco legal y que la idea es que tengan precios más atractivos que el Brasil.

El presidente de la Capasu, Alberto Sborovsky, dijo ayer a ÚH que están preocupados por el hecho de que no fueron convocados por el MIC para que puedan dar su parecer sobre lo que se pretende poner en vigencia en zonas fronterizas.

“Nosotros no fuimos convocados para una presentación formal de algo que nos pueda afectar bastante. Esperamos poder hacerlo antes de que se tome una decisión, apuntar a un consenso y nos tengan en cuenta a los gremios formales de la capital. Queremos exponer nuestro punto de vista”, recalcó.

Añadió que todo lo que tenga que ver con relajación de impuestos significa posible contrabando y liberación de esos productos hacia los mercados donde nosotros trabajamos. “En otras palabras, la filtración de esos productos a zonas que no son las declaradas, digamos entre comillas, como los duty free”, enfatizó.

Admitió que si bien el Brasil está haciendo lo suyo bajando aranceles a productos en frontera, el tema pasa por lo que se haga de este lado para supuestamente contrarrestar esas medidas del vecino. “Vamos a esperar que las autoridades nos convoquen para conocer en profundidad los alcances de lo que pretenden y dar nuestros argumentos”, sentenció.

Apuntó que hay muchos productos en el listado de los que se permitiría solo comerciar para el régimen de turismo, pero es real que estos pueden filtrarse hacia el mercado interno.

PUNTOS. Los aranceles del comercio fronterizo siempre fueron motivo de fricción con el sector industrial y formal del país, que siempre está en alerta ante la posible generación de contrabando.

En este orden, los gremios industriales y empresariales temen una competencia desleal, a partir de que una baja de precios significativa en el régimen, van a competir con los productos que no están dentro del régimen.

Puntualizan que esto lo que hará es cerrar al comercio local de importantes ciudades como Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero que no estén en la zona.

Otro aspecto que se señala en este debate por parte de los gremios es que la medida para el comercio fronterizo repercuta en una importante de las recaudaciones aduaneras y fiscales por la significativa reducción de aranceles e impuestos que otro sector va a tener que paliar.

Asimismo, advierten de la necesidad de contar con registros sanitarios para salvaguardar la trazabilidad, calidad y responsabilidad sobre los productos. También refieren que el régimen de turismo abarca a más de 900 empresas, al exigirse garantías y limitarse solo a zonas, muchas no se podrán inscribir y se perderán empleos.



Dejá tu comentario