Sucesos

Giuzzio rehúye debate en televisión sobre creciente ola de delincuencia

La ministra de Justicia, el comandante de la Policía y un agente fiscal analizaron la crisis que afecta al país en el programa Mina en casa. El ministro del Interior estuvo “corpóreamente”.

La ola de inseguridad y los factores que la ocasionan fueron los temas principales en el programa Mina en Casa, que se emite por el canal Latele, donde estuvieron las principales autoridades que trabajan en este campo, a excepción del ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, que se excusó de participar en la mesa de la propuesta televisiva que conduce Mina Feliciángeli.

“Hace seis meses mataron a mi hermana, a puñaladas. En su casa. Hace unas semanas, unas puñaladas acabaron con la vida de Albino, el chipero, y de Miguel, el mecánico. Con crueldad, todos muertos. Ante esta situación, todos los ciudadanos tenemos que comprometernos. Vamos a seguir esperando que haya más familias enlutadas”, reflexionó la anfitriona para luego sentenciar. “Por eso tendrías que estar acá, ministro Arnaldo Giuzzio, pero no estás. Por esas madres que sus hijas van a la universidad y están con la angustia a ver si vuelven con vida”, agregó para luego presentar a los invitados.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez; el fiscal Itálico Rienzi; el comandante de la Policía, comisario Luis Arias, y el abogado Ricardo Preda analizaron la situación delicada que vive el país y coincidieron en un punto: que el consumo de drogas es uno de los principales detonantes de la marginalidad.

“Las personas que consumen crac tienen una necesidad imperiosa de volver a consumir y es barato, porque es el desecho del desecho. Eso genera un disparador. El 90 por ciento de los chicos que están en los centros educativos tienen, aunque estén por robo, el disparador es para comprar la dosis”, reflexionó la ministra de Justicia.

De acuerdo con datos que maneja la Policía Nacional, el 70 por ciento de los hechos denunciados tienen relación con el consumo de drogas.

Revelaron que en el 2020 se dieron 1.397 casos de robo, mientras que en el 2021 (de enero a mayo) se dieron 801 casos.

Denuncias de hurto se recibieron 8.556 casos en el Departamento Central el año pasado, mientras que este año se atendieron 4.587 casos de enero a mayo, respecto al Departamento Central.

En capital, se recibieron 7.464 el año pasado y 3.860 denuncias este año, en el periodo citado anteriormente.

“CÓDIGO PERMISIVO”. Además del factor crac, el comisario Arias aseguró que existen muchas personas que delinquen y son inimputables y que realizan robos menores y no pueden ser procesados por la edad. “Nuestro Código es permisivo en esto”, reflexionó el comandante.

Arias insistió en la cantidad de personas que son consideradas reincidentes en los delitos.

A esto, el fiscal Rienzi realizó una acotación, afirmando que no se puede considerar reincidente a una persona que no fue condenada en juicio, por la presunción de inocencia y que, en todo caso, se podría hablar de reingresantes.

El abogado Preda también coincidió en que el consumo de estupefacientes es uno de los principales disparadores de la violencia con que actúan los asaltantes en distintos hechos que se ven a diario.

Sobre cómo afrontar la situación que se está viviendo, indicó que la sociedad también tiene un rol clave, a la hora de no contribuir con la cadena delictiva. “Si compramos un celular robado, de alguna manera contribuimos en la cadena. Tenemos que dejar la hipocresía. Compro un celular barato y después me quejo de la marginalidad”, expresó el profesional.


Las víctimas de violencia necesitamos una respuesta de nuestras autoridades. Mina Feliciángeli, periodista.

Dejá tu comentario