Sucesos

Gavilla de violentos autochorros generan zozobra en zona Central

 

Cámaras de seguridad captaron un violento asalto cometido por hombres que se movilizaban en un automóvil y que sorprendieron a cuatro jóvenes que caminaban en el barrio Cañadita de Ñemby.

No es la primera vez que se da un hecho similar en que los asaltantes se movilizan en automóviles para cometer los asaltos.

De acuerdo con el testimonio de las víctimas, los asaltantes actuaron con mucha violencia, golpeando a sus víctimas y amenazándolos con armas de fuego, puñales y hasta un machetillo.

Se llevaron un teléfono celular de la marca iPhone de uno de los jóvenes que volvían en grupo, luego de ir a comprar la cena en una pizzería cercana al lugar donde viven.

Según las imágenes, los asaltantes descendieron de una automóvil Hyundai I10 de color gris. La patente aún no fue identificada.

El caso fue denunciado en la Comisaría 57 Central y afirman que los desconocidos, que actuaron a cara descubierta, golpearon a uno de ellos con la culata de un revólver, ocasionándole un corte en la cabeza.

Unos días atrás, esta vez en la ciudad de Capiatá, se había dado un hecho similar. En esa ocasión, un trabajador fue atacado por un grupo de asaltantes que también se movilizaban en automóvil.

La Policía detuvo a dos de los presuntos implicados, tras un allanamiento que se realizó el jueves.

En esa ocasión, la víctima fue José Cabañas, un hombre que trabaja como guardia de seguridad.

Sucedió en la madrugada del pasado lunes cuando Cabañas se dirigía rumbo a su lugar de trabajo.

Al igual de lo ocurrido en Ñemby, el actuar de los asaltantes fue captado por cámaras de seguridad.

Los autores se movilizaban a bordo de un vehículo. Interceptaron al hombre en la calle, lo arrojaron al suelo, le propinaron golpes de puño y patadas, inclusive le destrozaron la ropa, para finalmente apoderarse de la suma de G. 3 millones que tenía para comprar medicamentos a su hija con discapacidad y para una pequeña construcción en su vivienda.

CONSUMO DE DROGAS. El comisario Ramón Morales, director de Policía del Departamento Central, indicó que están trabajando con uniformados de Investigación de Delitos para llegar hasta los involucrados de ambos casos

Según explicó, el hecho estaría ligado al consumo de drogas por parte de los asaltantes. “Son personas que están con el efecto de la droga, que salen a recorrer por los barrios y encuentran a personas caminando y allí cometen los asaltos”, puntualizó.

Para el jefe policial, no se trata de asaltantes profesionales sino de personas movidas por el efecto que producen los estupefacientes.

“Roban cualquier cosa, aparentemente sin mucho valor, pero actúan con mucha violencia y es por eso que queremos llegar hasta los responsables”, agregó.

Dejá tu comentario