Política

Gasto por cada diputado aumentó 600% en 15 años, según consultora

De gastarse G. 418 millones anuales en 2003 por cada legislador, se pasó a G. 2.900 millones en 2016; hay que reducir privilegios e incrementar eficiencia, según un reporte de Consultora MF Economía.

De acuerdo con los registros oficiales en torno al costo anual que insume el salario de los legisladores nacionales (principalmente los diputados), se puede colegir que existe un aumento del monto global cercano al 600% en el transcurso de 15 años. Estos datos fueron proveídos por la Consultora MF, del economista Manuel Ferreira, a la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP).

Se nota un elevado costo de la Cámara Baja y existe una urgente necesidad de reducir privilegios, además de incrementar eficiencia, de acuerdo con los resultados del análisis elaborado por la consultora.

“Si se analiza el crecimiento del presupuesto de la Cámara de Diputados en la última década y media, se aprecia un incremento muy significativo del valor total”, expresa parte del informe redactado por la consultora que lidera el ex ministro de Hacienda Ferreira.

incremento desmedido. En torno a la metodología diseñada, el reporte menciona que en el ejercicio en cuestión se evalúa el incremento del gasto de la Cámara de Diputados, expresado en el costo unitario de cada Diputado, obtenido dividiendo el presupuesto total de la cámara por la cantidad de diputados, que conforman un claustro de 80 miembros.

De esta forma –según se lee en el informe elaborado– se obtiene un costo anual promedio por diputado que pasó de G. 418 millones en 2003 a más de G. 2.900 millones en 2016, es decir, un aumento de casi el 600%, lo que equivale a un incremento anual promedio del 46%.

“La mayor preocupación consiste en que los aumentos del presupuesto de la Cámara de Diputados no se reflejaron en mejores leyes ni en mayor eficiencia de la generación de leyes y políticas específicas, por lo que terminaron engrosando el gasto público sin resultados concretos”, según especificó al respecto Beltrán Macchi, presidente la CNCSP.

De acuerdo con el referente del sector empresarial, controlar el gasto superfluo e ineficiente es una tarea urgente y necesaria para todos los paraguayos.

tributos VERSUS eficiencia. Incluso también, en la coyuntura de la intención de elevar impuestos, a mediados de este mes Beltrán Macchi ratificó la posición de la CNCSP respecto a que no se puede hablar de aumento de los impuestos si no se combate la corrupción escandalosa y se mejora la calidad del gasto público, que son reclamos pendientes de respuestas desde el Estado.

Lo afirmado por el empresario guardaba relación con las recomendaciones efectuadas por la Comisión Técnica Económica Tributaria (CTET), creada a inicios de julio pasado por el anterior Gobierno para revisar el sistema impositivo y sugerir modificaciones, que en el informe final que dio a conocer el último miércoles plantea tasas progresivas para el IRP, revisar inversiones y deducciones de gastos, así como generalizar la tasa del 10% del IVA, entre otros.

En aquel entonces, a través de un comunicado de la Cámara de Comercio se calificó como “inmoral hablar de aumento de impuestos” cuando el Estado no da retorno al contribuyente.

“Desde el sector empresarial nos ratificamos en que no se puede hablar de aumento de impuestos sin un claro combate a la corrupción escandalosa y al control de la calidad y eficiencia del gasto público”, había afirmado el titular de la CNCSP.

Embed

Dejá tu comentario