Economía

Ganadería y salud atraen inversión boliviana, pero faltan asfaltados

Empresarios bolivianos ven un ambiente favorable para invertir en Paraguay, pero advierten que la falta de conexiones terrestres entre ambos países sigue siendo una barrera comercial.

La delegación de 50 empresarios bolivianos que visitó el país la última semana se despidió con grandes expectativas de inversiones tanto en Paraguay como en Bolivia. El desarrollo de proyectos ganaderos, aprovechando la tecnología de los productores locales, y la instalación de una moderna clínica con un posible capital inicial de USD 50 millones son algunas de las aspiraciones que están más cerca de concretarse.

El líder de la misión empresarial y comercial de Bolivia, José Camacho, explicó que el grupo busca formar corporaciones entre inversionistas de ambos países, teniendo en cuenta varias ventajas que mostró Paraguay como la estabilidad económica, seguridad jurídica, la población joven con sed de formación, así como los tributos y los incentivos a las inversiones.

Uno de los proyectos atractivos es la instalación de un centro médico con alrededor de 25 especialidades básicas y tecnología de punta en Asunción, similar a la Clínica de las Américas, que se perfila como la número 1 de Bolivia y cuarta en la región. Actualmente se realiza el estudio de mercado, de factibilidad, entre otros, con la asesoría del Hospital Israelita Albert Einstein.

Camacho indicó que para su funcionamiento se invertirán al menos USD 50 millones, aunque el monto podría incluso duplicarse, dependiendo del apetito de los empresarios que quieran participar de la iniciativa. El proceso podría llevar entre 3 y 5 años, pero los tiempos podrían reducirse si los inversionistas deciden comprar una clínica ya operativa en vez de construirla.

La evolución de la producción ganadera también atrajo bastante a los empresarios bolivianos. Al respecto se está trabajando en un fondo para ejecutar desarrollos productivos en el país, pero el objetivo además es llevar inversión paraguaya y genética bovina al territorio boliviano, idea motivada por la ventaja que representa la posibilidad que tiene Bolivia de exportar carne a China, a diferencia de Paraguay.

El sector inmobiliario es otro rubro donde la comitiva observó un gran potencial, así como en la maquila para la agroindustria y la construcción de rutas. En ese sentido, Camacho sostuvo que empresarios con tecnología en carreteras quedaron muy entusiasmados, así como inversionistas en saneamiento de agua, atendiendo a los proyectos que tiene el Gobierno paraguayo para obras públicas en estos sectores.

La delegación mantuvo reuniones con varias autoridades, entre ellas con el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas.


Piden conexiones terrestres
Si bien la hidrovía Paraguay Paraná es un canal importante para el comercio con Bolivia, esta conexión es insuficiente para desarrollar el potencial de inversiones entre ambos socios.
José Camacho mencionó que urge la construcción de rutas asfaltadas que lleguen hasta Santa Cruz de la Sierra o Villamontes, en Tarija. “Con mayores accesos de comunicación terrestre y aérea, permite que el empresario pueda ingresar de un lado y otro”, expresó.
En ese sentido destacó los vuelos directos de las compañías Paranair y Amaszonas.
Inversiones. Hasta el 2019 la inversión boliviana alcanzó USD 6,3 millones, valores que aún no se actualizaron en los últimos dos años. En cuanto a la balanza comercial, se observa que en el 2020, los dos países empataron con USD 47 millones.
Según la Red de Inversiones y Exportaciones, hay mayor potencial en cables y conductores para electricidad.

Imprimir_30077072.png

Dejá tu comentario