Sucesos

Funcionaria de Diputados, asesinada con marcas de un nuevo feminicidio

La víctima es Estela Noemí Ávalo y el victimario sería su pareja, Óscar Fabián Acuña. La mujer había descubierto una infidelidad, echó de la casa al hombre, pero este decidió cortarle el cuello.

Una infidelidad descubierta no debería significar que se acaba el mundo; sin embargo, así lo entendió Óscar Fabián Acuña (26), quien tras ser echado de la casa por su pareja, quien lo descubrió siéndole infiel, volvió para acabar con la vida de ella y luego intentar lo mismo con la suya.

La víctima fue Estela Noemí Ávalo (42). Ella cayó muerta en una vivienda ubicada sobre la calle 13ª Proyectada y Antequera, de Barrio Obrero de Asunción, en la tarde de ayer, alrededor de las 13.40.

MACABRO. La escena fue descubierta por la amiga de la ahora fallecida, Claudia Rodríguez Rolón (43), quien llegó a la casa alrededor de las 14.00. Antes de ingresar, encontró en la vereda al hombre –la pareja de su amiga– totalmente ensangrentado y aún con signos de vida. Rodríguez llamó al Sistema 911 y luego entró en la vivienda; allí estaba su mejor amiga, tendida en el suelo, sin vida, a causa de un enorme corte en el cuello.

Según el jefe de la Comisaría 21ª Metropolitana, comisario principal Carlos Martínez, la mujer era de nacionalidad argentina, y se desempeñaba como funcionaria de la sección de Patrimonio de la Cámara de Diputados, mientras que el joven era su novio, quien recientemente había llegado del interior.

En el domicilio se encontró un cuchillo de 17 cm aproximadamente, con el cual se habría producido el feminicidio e intento de suicidio.

Según los primeros datos de la investigación realizada por el comisario principal Carlos Martínez, Estela Ávalo había descubierto una infidelidad de su pareja, por lo que en la mañana de ayer lo echó de la casa, decidiendo terminar de esa manera con la relación.

Sin embargo, el hombre no iba a aceptar la ruptura y quedar conforme, por lo que volvió en horas de la siesta, con la supuesta intención de arreglar la situación de pareja, que ya había durado cinco años. Pero la mujer no dio marcha atrás y nuevamente echó de la casa a Óscar Acuña, quien ya enfurecido y con la determinación de si no era para él no sería para nadie más, tomó el cuchillo con el que le cortó el cuello a la mujer y la dejó caer en un charco de sangre. Murió en el lugar.

Como estaba decidido a desaparecer de este mundo, el hombre intentó quitarse la vida también, pero sigue vivo y permanece internado en terapia intensiva del Hospital de Traumas, a donde fue llevado en grave estado, bajó custodia policial.

Según el jefe policial, Acuña no tenía un profesión fija, no tenía un trabajo seguro, prácticamente era un mantenido por su pareja, a quien conoció en Carapeguá. Según los antecedentes, eran vecinos años atrás, cuando Estela decidió trasladarse hasta Asunción para estudiar y luego trabajar; primeramente lo hizo en la Cámara de Senadores.


Autopsia
El fiscal del caso, Marcial Machado, pidió que el cuerpo sea llevado hasta la Morgue Judicial para que sea inspeccionado. La mujer tuvo un corte en el cuello de aproximadamente 13 centímetros, por lo que murió desangrada en su propia habitación. Para el comisario Carlos Martínez, el suceso está prácticamente aclarado, sería un posible feminicidio e intento de suicidio, ya que de la vivienda no se robó absolutamente nada para decir que fue un asalto con derivación fatal. Para la Policía está aclarado el hecho, que fue derivado al Ministerio Público.

Dejá tu comentario