Política

Fugas, celo electoral y derrotas agrietan la Operación Cicatriz

 

La relación entre el cartismo y Colorado Añetete está teniendo altibajos y se refleja en las posiciones asumidas en el Congreso.

Horacio Cartes tuvo fugas en el Senado con el alejamiento de Arnaldo Franco (su ex secretario privado), Juan Darío Monges y Javier Zacarías Irún. A esto se suma que sufrió su primera derrota en la Cámara de Diputados en el sentido de que no siguieron su hoja de ruta.

Los cartistas intentaron frenar a toda costa USD 32 millones destinados para el Ministerio de Obras Públicas y que fue aprobado por el Senado. Luego pasó a Diputados y se rechazó. En la Cámara Baja solamente acompañaron el pedido de USD 25 millones, otorgados a los campesinos con una modalidad diferente de transferencia, que establecía más control. Esto volvió al Senado, donde se ratificaron en su posición inicial de otorgar a los campesinos el rubro. Los cartistas pensaron que iban a ganar, como siempre controlan la Cámara Baja. Sin embargo, hubo un revés, pese a que siempre manejaron las decisiones con la mayoría de los legisladores que les responden directamente a Cartes. Pero el trasfondo del enojo del cartismo es electoral. No quieren otorgar más recursos para el ministro Arnoldo Wiens porque sospechan que puede ser utilizado electoralmente para ir potenciando su figura y tomar vuelo propio, ya que desde el oficialismo lanzan el mensaje de que puede ser un candidato potable para el 2023.

El cartismo busca imponer su hoja de ruta de cara a las municipales y proyectarse para las generales. En esa línea se menciona a Pedro Alliana como candidato potable de este sector y que goza de la simpatía en Añetete. La pulseada ahora se centra en la intención de Mario Abdo de que se acepte el veto a la ley que pretende que los fondos sociales de las binacionales pasen por el Presupuesto.

CICATRIZ ABIERTA. El plan de Cartes de unificar posiciones de cara a las municipales tampoco está teniendo el efecto que pretenden desde la conformación del movimiento Concordia Colorada.

Los intendentes están armando su propia proyección de cara a las internas partidarias del 20 de junio fuera del plan cicatriz y no avanza el proyecto de consensuar candidaturas.

Muchos colorados ya están apostando a su plan de reelección municipal y los senadores están potenciando liderazgos locales.

Asunción es uno de los focos de tensión. Desde el oficialismo lanzaron una señal para posicionar a Santiago Peña (ex candidato presidencial del cartismo). A este no le agradó la propuesta y se ratificó en que prefiere seguir batallando para las presidenciales.

Mientras que el actual intendente de Asunción, Óscar Nenecho Rodríguez, sigue aglutinando fuerzas con algunos senadores disidentes y desafiando la estructura del cartismo y de Añetete.

EN EL INTERIOR. En Ciudad del Este, las filas se están reagrupando en torno al diputado Ulises Quintana, quien recientemente salió de la prisión militar de Viñas Cué.

Esto no agrada del todo al clan de los Zacarías Irún. Sin embargo, Quintana, quien sigue procesado, se posicionó con el cartismo y se alejó del presidente Abdo, luego de acusar de que fue abandonado a su suerte durante su proceso judicial.

Dejá tu comentario