Sucesos

Fiscalía investiga caso de feminicidio de una embarazada

 

En un patio baldío ubicado en la altura del kilómetro 20 de la ruta 3, en Limpio, hallaron el jueves el cuerpo sin vida de Carolina Salinas González (30), una mujer indígena de la parcialidad Maka, que habría sido abusada sexualmente y asesinada.

La fiscala Lissa Ruiz Díaz confirmó que la víctima estaba embarazada y murió a consecuencia de un golpe en la cabeza, que se realizó con un objeto contundente.

Los investigadores recorrieron la comunidad en donde vivía, en Mariano Roque Alonso, y los pobladores afirmaron que una camioneta fue a buscar a la mujer unos días atrás y que desde ese momento ya no la vieron por la zona.

Hasta hoy, nadie se presentó a reclamar el cadáver de la mujer, confirmó la fiscala del caso.

Agentes policiales de la División de Homicidios del Departamento Central fueron a verificar la zona donde ocurrió el hecho, en busca de algunos sitios donde se tengan cámaras de circuito cerrado que permitan avanzar con las investigaciones.

También estuvieron presentes en el lugar efectivos de Criminalística, quienes levantaron evidencias.

Hasta el momento no se pudo identificar al presunto autor de este hecho.

Intento de feminicidio. Por otra parte, la Policía detuvo ayer a Diego Armando Caballero, alias Ñakyra, sospechoso de disparar en la cabeza a su ex pareja, en abril pasado, en la localidad de Pirayú.

La mujer quedó con la bala incrustada en esa zona del cuerpo. Se trata de Blanca Mancuello Bobadilla, que recibió el disparo en la cabeza el pasado 22 de abril.

Según el informe policial, ambos ya no eran pareja, pero tuvieron un encuentro donde se produjo una discusión.

Caballero estaba bajo los efectos del alcohol y en medio del entredicho sacó un arma y comenzó a realizar varios disparos, y uno de ellos impactó en la cabeza de la mujer, que cayó al suelo gravemente herida. Los vecinos auxiliaron a la víctima y la llevaron hasta un centro asistencial.

La mujer, a pesar de recibir la bala en la cabeza, en todo momento estuvo consciente y reconoció a su agresor, brindando información a los que están a cargo de la investigación del caso.

Dejá tu comentario