País

Experto pide que plan educativo también trate sobre la convivencia

 

Atendiendo a los cambios que se dan en el mundo y a los últimos conflictos que se vivieron en torno al Plan Nacional de Transformación Educativa (PNTE), el docente e investigador de la Universidad Católica, Melquiades Alonso, sugiere que el proyecto cuente con énfasis en la formación para la convivencia entre sus objetivos.

Entre sus ejes estratégicos, uno de los puntos principales del plan es la formación en educación técnica y la formación para el trabajo; específicamente hay dos ejes que mencionan estos puntos. El punto 4 que habla del Fortalecimiento de la educación técnica y formación profesional y el punto 5 que es la Gestión educativa centrada en el aprendizaje.

“Está muy bien y es demasiado importante la formación para el trabajo, así como el aprendizaje en ciencias, en matemáticas, pero eso no quiere decir que se deje de lado lo comunitario, pensar en conjunto y tener en cuenta la convivencia para desarrollar la sociedad”, dice el educador.

Expresa además que esta formación para la convivencia es fundamental con lo que se observa de movimientos que se movilizan y la desinformación que circula en muchos ámbitos.

“Que la gente sea capaz de pensar, porque a veces sin pensar están tirando información. Y también cuando queremos rebatir argumentos, que podamos preguntar, pensemos juntos; por ejemplo, cuando alguien dice que está en contra de la inclusión en la educación”.

Grupos provida civiles y religiosos marcharon en masa desde la Plaza de la Democracia hasta el Congreso exigiendo la cancelación del plan y la salida del ministro de Educación, Nicolás Zárate, por supuesta lesión de confianza al incluir presuntamente la “ideología de género” en el PNTE.

DEBATES. Alonso agrega que los debates deben ser abiertos realmente e incluso propone la apertura de mesas de diálogo. “Pueden ser mil mesas si hacen falta, pero que sean de diálogo; no esos eventos de un día donde al final debe elegirse a una o dos personas para hablar porque ya no queda tiempo”.

Las mesas de diálogo pueden conformarse con estudiantes, docentes y familias de la comunidad educativa, pero también pueden realizarse con otros actores interesados en el plan.

El profesor pidió a las autoridades educativas que organicen con más tiempo los análisis y que los educadores tengan tiempo de leer los materiales para que luego puedan debatir entre todos.

“El MEC tiene la obligación de trabajar no solo con los niños, sino también con la educación no formal y con la educación refleja, los medios de comunicación son muy importantes; trabajar con los adultos y los padres”, agrega.

PEDAGÓGICO. Mejorar el aspecto de los aprendizajes, aumentar la cantidad de rubros y transformar los laboratorios son necesidades de las instituciones educativas, sostiene la directora general del colegio Fernando de la Mora, Mirna Di Galo. “Nosotros leímos el plan y estamos de acuerdo con estos cambios que propone la iniciativa”, comenta. En cuanto a cuestionamientos como la “ideología de género” o la patria potestad, la directora sugiere a las familias ver esa parte.

“Nos duele cuando vemos en los grupos que nuestros compañeros nos cuentan que su colegio se cayó. Nosotros queremos cambios, lastimosamente hay mucha desinformación”, explica la presidenta del centro de estudiantes del Fernando de la Mora, Aylen Moraes.

Los jóvenes del establecimiento apoyaron un reciente comunicado de gremios estudiantiles, donde se posicionaron a favor del PNTE.


El plan habla de mejorar la infraestructura, los rubros y aumentar la inversión; nosotros queremos eso.
Mirna Di Galo,
directora.

Hay mucha desinformación de las familias, nosotros queremos hablar con los padres para evitar fake news.
Aylén Moraes,
estudiante.

El punto agregado de sociedad, Estado y familia se debe aprovechar para involucrar a todos a participar de los debates.
Melquiades Alonso,
docente e investigador.

Arman congreso para diciembre
Entre las propuestas para ampliar el debate de este plan, la viceministra de Educación Básica, Alcira Sosa, explica que prevén un nuevo congreso nacional para debatir con todos los interesados en diciembre próximo, ya cuando culminen las clases y los exámenes finales. “Nosotros queremos seguir debatiendo, que las familias realmente aporten a este plan que necesitamos con urgencia para cambiar la realidad educativa y los resultados de aprendizaje”, asegura. El profesor Melquiades Alonso pide igualmente que de realizarse el congreso, dure al menos tres días para que los que asistan realmente puedan ser escuchados y se den las discusiones que son necesarias para el sector. “Nosotros también estamos interesados en que nuestras familias no reciban fake news”, dice la alumna Aylen Moraes.

Dejá tu comentario