Política

Exigen titulación de tierras indígenas y la expulsión de tres ganaderos invasores

 

El Consejo de líderes de las comunidades Guaraní Ñandeva, así como también organizaciones sociales, de la Iglesia Católica, representantes de la Gobernación de Boquerón y de la Junta Municipal de Mariscal Estigarribia, entre otros, emitieron posicionamientos en defensa de las tierras de la comunidad Loma, exigiendo la titulación de las 10.079 hectáreas otorgadas por el IBR en 1984, y actualmente invadidas por los ganaderos Miguel A. Muñoz, Kurt Friesen Schroeder y Óscar Hein Ratzlaff.

El sábado se realizó una reunión en Infante Rivarola, distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón, en el asiento de la comunidad, actualmente rodeada por sus invasores.

Estuvieron presentes miembros de la Junta Departamental de Boquerón y la Junta Municipal de Mariscal Estigarribia, del Foro de Articulación Chaqueña (ACHA), el coordinador de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI), del Consejo Guaraní Ñandeva del Alto Chaco, sacerdotes del Vicariato Apostólico del Pilcomayo, de la organización AlterVida, entre otras instituciones y organizaciones.

Todos se interiorizaron de la historia de la comunidad, que luchó por sus tierras ancestrales hasta por fin lograr en el año 1984 el reconocimiento como Colonia Nacional Indígena.

Sin embargo, tuvieron que abandonar el lugar por falta de agua, pero no abandonaron sus deseos de regresar y tener su título de propiedad. A partir de la construcción de un pozo de agua de unos doscientos metros, pudieron volver en el año 2018.

Los ganaderos habían ocupado las tierras desde el año 2008, y presentado solicitudes al Instituto Nacional de Desarrollo rural y de la Tierra (Indert), en el año 2010, sosteniendo que los indígenas abandonaron sus pretensiones de permanecer en el lugar, y argumentando que realizaron millonarias inversiones.

Sin embargo, el Indert rechazó sus solicitudes y ahora enfrenta juicios donde los tres ganaderos solicitan un pago de G. 6.000 millones cada uno, o sea G. 18.000 millones como indemnización por supuestos daños y perjuicios.

Recientemente culminó la mensura judicial sobre las 10.079 hectáreas y faltan que se completen los trámites en Geodesia del MOPC, Catastro y Registros Públicos para que el Indert y el Indi titulen las tierras a favor de la comunidad Loma.

El Consejo de Líderes de las Comunidades Ñandeva de la Reserva de la Biósfera del Chaco Paraguayo emitió un comunicado, donde aclaran que los indígenas señalados por los ganaderos y otros medios como líderes de la comunidad Loma, Alfredo Alonso y Francisco Mauro, no son siquiera miembros de la comunidad y no representan a ninguna.

10.079 hectáreas en Infante Rivarola, distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón, esperan título.

Dejá tu comentario