Sucesos

Exigen destitución de camaristas

 

Una nueva manifestación se realizó ayer frente al Palacio de Justicia de Ciudad del Este, para exigir la destitución de los camaristas Aniceto Amarilla, Isidro González y Mirian Meza, por la liberación de un ex policía condenado a 10 años de prisión, por abuso sexual en niños.

El Jurado ya tiene en su poder una copia del expediente, así como la Corte Suprema de Justicia.

Los miembros de la organización Con Los Niños No, volvieron a manifestarse ayer contra los camaristas frente a la sede del Palacio de Justicia de Ciudad del Este. Un grupo de ciudadanos también escrachó al camarista González en su domicilio, el domingo.

“Seguimos vigilando en este caso. Exigimos la destitución de estos magistrados por haber fallado en contra de una víctima”, afirmó la abogada Alice Monges, miembro de la organización.

Los manifestantes taparon sus bocas con billetes de cien mil guaraníes, para ilustrar cómo se mueve la Justicia y con sendos carteles llamaron al país a despertarse y defender los derechos de los niños.

Los miembros de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones había resuelto otorgar medidas sustitutivas a la prisión a un condenado a 10 años de pena privativa de libertad en la penitenciaría Regional de Ciudad del Este, tras un juicio oral y público.

Los jueces de Sentencia, dieron curso a una apelación general planteada por la defensa del condenado, que cuestionó que el Tribunal de Sentencia haya dispuesto la revocación de un arresto domiciliario por la prisión preventiva, término que habría sido utilizado equivocadamente, en la Sentencia Definitiva firmada tras un juicio oral y público.

Tras la denuncia pública del caso, durante una manifestación realizada en la semana pasada la Corte suprema de Justicia y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados solicitaron copias del expediente para su investigación.

En lo que va del año se presentaron más de 2 mil casos de abuso sexual en niños en todo el país.

Los miembros de Con los Niños No, también tratan de concienciar a la población a que denuncien los casos de abusos, que generalmente ocurre entre familiares o parientes políticos.

Algunos casos no son denunciados por estar involucrados parientes o parejas de madres, cuyos hijos son víctimas del crimen.

Dejá tu comentario