Política

Ex fiscala que aparece en audios dice que consultó por enjuiciados

 

La ex fiscala Nadine Portillo, quien aparece en los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), declaró ayer en el juicio oral por el caso. Señaló que era amiga de Raúl Fernández Lippmann, por lo que consultó por los juicios, por si no fue denunciada. También habló de Teresa Rojas. Además declararon dos funcionarios del JEM, Cristian Manuel León y Álvaro Báez, quienes hablaron de sus funciones en el JEM, aunque tampoco aportaron mucho a la causa.

En el proceso están acusados los ex senadores Óscar González Daher y Jorge Oviedo Matto, el ex ministro Carmelo Caballero y el ya citado secretario del JEM, Raúl Fernández Lippmann, por presunto tráfico de influencias y asociación criminal.

La primera en declarar fue Nadine Portillo, quien en enero pasado dejó el Ministerio Público, tras varios años. Dijo que era amiga de Fernández Lippmann, por varios años, y que ella aparece en uno de los audios filtrados.

Alegó que llamaba siempre para preguntar si no fue denunciada o si es que no se abrió una investigación en su contra, debido a que, anteriormente, no se transmitían las sesiones del Jurado, y todo era muy secreto.

Relató que en el audio, Fernández Lippmann le consultó sobre la fiscala Teresa Rojas, y el caso conocido como Electrofácil.

“METIÓ LA PATA”. La ex agente dijo que le contó que la agente había “metido la pata”, ya que estaba “muy jugada” por la denunciante y querellante en el caso, con su ex compañero de Delitos Económicos, el abogado Ricardo Preda.

Aseguró que había otros abogados metidos, y que creía que el único imputado era Luis Saguier Blanco, pero cuando vio la declaración de la ex fiscala Teresa Rojas en el juicio oral, se enteró que había otros imputados.

Remarcó que se había confundido, que creyó que era el caso de los maestros estafados, y le dijo que era grave. Comentó que Fernández Lippmann le manifestó que Rojas iba a hacer lobby y que iba a hablar con González Daher, pero que él le recibiría.

Aclaró que escuchó solo ese audio, donde le habían dicho que era una corrupta, y varias otras cosas. Que le relacionaron con el caso de la Secta Moon, causa que nunca tuvo, o que era una agencia de empleos. Reveló que luego fue trasladada a Concepción y después a Amambay. Indicó que ya no hablaba con Fernández Lippmann, porque tras lo ocurrido, era tratado como un leproso.

Las defensas objetaron a la fiscalía que consultaba siempre por los audios filtrados, pese a que ellos dijeron que no iban a usar los audios. Los jueces le dieron la razón.

La fiscala Natalia Fúster aclaró que cometió un exabrupto y pidió disculpas. Afirmó que se refirió a una testigo que supuestamente mintió.

El juicio seguirá el lunes, a las 13:30. Está citada para ese día, entre otros, la fiscala Casse Giménez.

Dejá tu comentario