Interior

Evacuan escuela-internado por el avance del agua en Pozo Colorado

La situación es crítica en todo el Chaco, donde entre 7.000 y 8.000 familias fueron afectadas por la crecida. Se suman los chicos de San Isidro, que se vieron obligados a abandonar la institución.

Aunque aún no se declaró estado de emergencia, esa es la situación en que se encuentran miles de familias chaqueñas, damnificadas por el avance del agua. La situación empeoró tras las lluvias de los últimos días, que obligaron incluso a la evacuación de los alumnos de la escuela-internado San Isidro Labrador, ubicada en Pozo Colorado, del Departamento de Presidente Hayes.

Los más de 300 pequeños, en su mayoría, hijos de peones de estancias que se encuentran en zonas alejadas, se vieron obligados a juntar sus pertenencias y partir, pues el agua inunda las instalaciones de la institución.

El hermano Aníbal Caballero, directivo de la institución que está a cargo de las hermanas de San José de Cluny y de los Hermanos La Salle, lanzó vía radio Pa’i Puku, la alerta a los padres para que se acerquen al citado centro educativo a fin de retirar a sus hijos ante la inminente entrada del agua.

“En estos momentos ya fueron retirados por sus padres unos 220 niños/as. Agradecemos a todas las personas que están junto a nosotros en estos momentos dándonos fuerza y ánimo. Un saludo a todos nuestros alumnos/as que tuvieron que abandonar repentinamente nuestra escuela”, señalan desde la escuela en el perfil de Facebook.

“Los militares con el MOPC están ayudando a las hermanitas a evacuar, es irremediable la situación”, comentó Esteban Contessi, jefe del Departamento del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la Municipalidad.

Los niños fueron trasladados hasta la villa militar y las niñas a la iglesia local, “son 85 los que se quedaron aparte del plantel humano que está trabajando”; el intendente se comprometió y dijo que “desde la Municipalidad nos acercaremos para proveerles alimentos“, agregó Contessi.

La Gobernación también asistirá a la familia de San Isidro, anunció su titular Rubén Rousillon.

“Todavía no hay previsiones de cuándo se podría regresar y reiniciar las clases”, mencionó José Juan, funcionario de la cincuentenaria institución, que años atrás también fue invadida por las aguas, obligando a la evacuación.

bajo agua. Todos los barrios de Pozo Colorado prácticamente están bajo agua, aunque ya fueron asistidos, “conseguimos con la Secretaría de Emergencia Nacional kit de víveres, pero urgen más”, comentó el funcionario. Contessi añadió que gran parte de la población trabaja en las estancias, pero “ahora se están parando los trabajos y no tienen qué comer”. Contó que las familias no quieren abandonar sus viviendas por temor a ser rapiñadas, “hacen sobrados en sus casas y se mantienen ahí, cuando van a salir lo hacen con botas”. La mayor necesidad de las familias afectadas son los víveres, además precisan colchones y frazadas. “En todo el departamento hay mucha precariedad, la situación lleva más de dos meses”, finalizó el jefe del COE.

“Estamos rebasados, pero solo nos resta poner el máximo empeño”
El gobernador de Presidente Hayes, Rubén Antonio Roussillon, lamentó la situación por la que están atravesando y mencionó que están trabajando en la asistencia a los afectados. “Estamos realmente golpeados, prácticamente todo el departamento, pues en Bajo Chaco y Chaco Central tenemos inundación, y en los extremos aislamiento por las lluvias caídas”.
Estiman que entre 7.000 y 8.000 familias fueron afectadas por el agua, porque se espera la declaración de emergencia, y en ese sentido se reunió con el presidente de la República, Mario Abdo. “De nada sirve declarar emergencia si no tenemos los fondos, hablé con el presidente y le pedí que podamos recibir el acompañamiento del Ministerio de Hacienda”.
El sector agrícola y productivo también está totalmente golpeado, “especialmente la cuenca lechera porque no se puede hacer llegar el producto”, enfatizó Roussillon.
Asistencia. El gobernador mencionó que lo más complicado es el acceso para hacer llegar la asistencia, pero que usan todos los recursos para hacerlo, incluso helicópteros, “si el tiempo nos ayuda vamos a asistir a la zona de la Patria entre hoy y mañana”, dijo al destacar “que hoy por hoy estamos demasiado respaldados, y nos juntamos entre todos, que es muy importante”.
“Estamos rebasados en nuestros esfuerzos, como nunca ha llovido en la zona; solo nos resta poner el esfuerzo y máximo empeño”, reflexionó.

Dejá tu comentario