Sucesos

“Estamos cansados de los chespis”, denuncia una vecina

 

“Estamos cansados de los chespis, día y noche se pelean, cometen asaltos, entran en las casas a robar o se meten en cualquier lado para esconderse”, relató una vecina de la construcción utilizada como refugio de los chespis en la zona del Mercado de Abasto.

La mujer contó que decidieron traer siete perros a su vivienda para mantener en alerta por si entran al patio los jóvenes adictos o de alguna manera encontrar mayor protección, ya que cuentan con niños en la casa. “Tuvimos que comprar siete perros para que no entren más al patio y a uno de mis perros le mataron de una puñalada porque les siguió y le mordió a uno de ellos (uno de los adictos)”, expresó la mujer, cuyo nombre permanece en el anonimato por temor a represalias. Explicó que intentaron por todos los medios buscar una solución denunciando en las distintas entidades estatales, pero no consiguieron nada. “Ni la Policía, ni la Fiscalía, menos en la Secretaría de la Niñez y con allegados políticos de la Municipalidad de Asunción, no hicieron nada”, expresó.

Detrás del refugio, en un patio baldío colindante, se suelen encontrar carteras y billeteras, que fueron robadas por los adictos, que se esconden en el sitio para revisar el botín y arrojar los objetos que no tienen valor. “Encontramos tirados bolsos, billeteras y documentos siempre”, relató otro vecino. En ese baldío se halló la riñonera del vendedor de chipa asesinado y fue aprehendido Walter Escobar. Mientras, que J.A.B., de 14 años, supuesta autora del crimen, guarda reclusión en el centro educativo Virgen de Fátima, que alberga a adolescentes en conflicto con la ley.

Dejá tu comentario