Política

Esta tarde se conocerá si Arrom y Martí seguirán como refugiados

 

El Comité Nacional para Refugiados (Conare), del Brasil, tratará esta tarde el pedido de revocatoria del estatus de refugiados, concedido en 2003 a Juan Arrom, Anuncio Martí y a Víctor Colmán, imputados por la Justicia del Paraguay por el secuestro de la señora María Edith Bordón de Debernardi.

Los entonces militantes del desaparecido partido político, Patria Libre, se encuentran desde hace 16 años residiendo en el Brasil y gobiernos anteriores habían planteado en diferentes momentos al Conare que se les suspenda el estatus de refugiados políticos, demostrando que en ningún momento han sido blanco de persecución política.

El Gobierno actual, encabezado por Mario Abdo Benítez, reiteró en enero pasado el pedido de revocatoria del refugio político, que es sobre lo que hoy tendrá que adoptar una posición el Conare.

Arrom y Martí tienen cuentas pendientes con la Justicia paraguaya, por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, hecho que tuvo lugar en el 2002.

Cuando faltaba un día para el juicio oral, en agosto de 2003, Arrom y Martí abandonaron el país y fueron al Brasil como refugiados políticos, estatus que obtuvieron alegando que eran perseguidos y que no gozaban de garantías jurídicas para continuar en el Paraguay.

Arrom y Martí también recurrieron al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, alegando que fueron víctimas de retención ilegal y de tortura por agentes del Estado; que buscaron con este acto que se declararan responsables del secuestro de la señora Bordón de Debernardi, como miembros de un partido de izquierda que estaban formando su brazo armado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos admitió la denuncia y la elevó a la Corte IDH, instancia ante la cual el Estado, representado por la Procuraduría General de la República, refutó con pruebas las acusaciones y rechazó la pretensión de Arrom y Martí de recibir una indemnización de 50 millones de dólares cada uno, además de 23 millones de dólares para sus respectivas familias.

La Corte IDH resolvió a favor del Estado, eximiendo de responsabilidad en el supuesto caso de secuestro y torturas del que dicen haber ser víctimas Arrom y Martí.

De retirárseles hoy el refugio político, el siguiente paso que impulsará de inmediato el Gobierno Nacional será la extradición, para lo que la Cancillería Nacional, la Embajada paraguaya en Brasil, la Procuraduría y la Fiscalía General del Estado ya han estado trabajando para cumplir con las formalidades correspondientes.

Fallo de Corte IDH será clave para definir el tema hoy
El embajador de Paraguay en Brasil, Hugo Saguier Caballero, confía en que el reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) a favor del Estado paraguayo, en una demanda promovida por Juan Arrom y Anuncio Martí, tendrá su peso en la sesión del Comité Nacional de Refugiados para tratar el pedido de suspensión del estatus de refugiado a ambos connacionales y al compañero de estos, Víctor Colmán. En conversación con radioemisoras, el diplomático dijo que no les corresponde el refugio político, porque no son perseguidos, sino que fueron acusados por un delito y huyeron del país.
Saguier expresó optimismo sobre la información que vaya a surgir hoy en el Conare.



Dejá tu comentario