Política

Esquema de coimas por tierras en el Indert tumbó a Horacio Torres

Luego de que se revelara la serie de irregularidades en el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra, su titular aguantó poco más de una semana en el cargo, pero ayer cedió a la presión.

Ayer, en el Palacio de López, Horacio Torres informó de su renuncia a la presidencia del Instituto de Desarrollo y de la Tierra (Indert). La dimisión se concretó justo en vísperas de que se defina su interpelación en la Cámara de Diputados.

Las denuncias de presunta coima en el Indert, que salpicó a varios altos funcionarios del ente agrario incluido Torres, retumbaron en la administración de Mario Abdo Benítez, quien sigue sin poder levantarse del fuerte desgaste político por el tema del acta secreta de Itaipú. Para evitar más desgaste, Torres dijo que dio el paso al costado para descomprimiera la situación.

Apenas llegó Torres con su nota de renuncia al Palacio, el presidente la aceptó.

El ahora ex titular del Indert apareció a tempranas horas de ayer y, tras una breve reunión con Abdo, salió a dar la noticia de su renuncia por el que iba a ser sometido a un interrogatorio en Diputados.

Aseguró ser el más preocupado porque el ente agrario se limpie e incluso ensayó en su defensa que en algún porcentaje logró vencer a la mafia allí instalada. “Allí trabaja una rosca, y si la tuviéramos identificada hubiéramos denunciado”, señaló.

Consultado acerca de porqué toleró que el ex diputado Carlos Soler, uno de los imputados por la supuestas coimas, actuara como actuó, dijo que “nunca confió” en el patriaqueridista, pero que no pudo desligarse de él.

Tras la reunión con el mandatario, Torres remarcó que no fue a pedido del mandatario que renunció y que lo hizo “para desatarle las manos y no comprometerlo”.

Dijo que “hay más gente salpicada” en el ilícito y que él no tiene nada que ocultar.

Incluso mencionó que puso a disposición su teléfono celular para las investigaciones del Ministerio Público.

En este sentido, mostró su celular y los últimos chats con Carlos Soler, donde el funcionario le informaba sobre la recaudación diaria del Indert.

“Al final me están queriendo involucrar en cosas que no son ciertas. Yo renuncié. Primero, por toda esta situación. No estoy acostumbrado a estar así. Quise colaborar con el Gobierno por mi capacidad y experiencia. Tampoco quiero salpicar a nadie. Para todo lo que sea investigación fiscal, estoy abierto”, manifestó.

Torres reiteró que nunca confió en Carlos Soler y le tiró toda la culpa al ex alto funcionario.

“Nunca confié en él. Yo le reclamé que el Indert no estaba recaudando lo que tenía que recaudar. Todo inició con él”, lanzó Torres.

Consultado si Rodolfo Friedmann, ministro de Agricultura y Ganadería, también estaría implicado en la “rosca mafiosa” de la institución, dijo que no, y que solo fue salpicado por la afinidad política y de amistad que los unen.

“Es solo por ser su amigo y la de su familia, desde hace años”, respondió.

CASO. El fiscal anticorrupción Leonardi Guerrero no descarta que el ahora ex titular del Indert, Horacio Torres, esté involucrado en la red de coimas de la referida institución.

Entre cobro de coimas, revocación de resoluciones de adjudicaciones de tierras, cobros irregulares, son los delitos que se cometieron en Indert, entre los cuáles resalta el que funcionarios del ente agrario requirieron supuestamente la suma de USD 25.000 para revocar la adjudicación de un inmueble del Chaco.

Dejá tu comentario