País

Entre intentos de luces y habituales sombras Asunción cumple 483 años

Falta de mantenimiento de arterias y de sitios emblemáticos como la mala gestión de residuos son algunas visibles realidades de la Capital. Por otro lado, Avda. E. Ayala luce nuevo rostro tras obras.

Calles con baches, agua servida en varias arterias, paseos centrales destrozados y basuras sin recoger forman parte del habitual paisaje de la capital del país, que hoy celebra su aniversario número 483 de fundación.

Los sitios potenciales para el turismo no logran ser aprovechados en barrios emblemáticos. La falta de mantenimiento e inconciencia ciudadana se apoderan de zonas con imponentes recursos naturales.

Por ejemplo, el entorno de mirador de Itá Pytã Punta, que ofrece una privilegiada vista al río Paraguay, es históricamente utilizado como vertedero. “El servicio de recolección en esta zona es irregular, y a muchos le es más fácil tirar en la costa”, señala doña Ramona Gutiérrez, antigua pobladora de la zona.

Hace un mes la Municipalidad de Asunción procedió a la clausura, colocando tiras de cintas, en uno de los accesos del mirador tras el desprendimiento de una viga. Hasta la fecha no se realizaron reparaciones, por lo menos provisorias. Actualmente las cintas ya están cortadas y en su entorno niños de la zona corretean a diario.

El castigo también continúa en la laguna formada en el mutilado cerro Tacumbú. Las basuras y desagües cloacales se apoderan de su entorno. Los proyectos de revitalización nunca se hacen realidad.

Área verde. La falta de mantenimiento de infraestructura se observa hasta en las céntricas plazas, como el caso de De la Libertad, detrás del Panteón Nacional de los Héroes. En el sitio los camineros están destrozados y tras la falta de seguridad, sobre todo nocturna, todos los respalderos de bancos fueron rapiñados.

En varios tramos de paseos centrales, como el de EEUU no existen camineros. En su lugar crecen malezas y el área es utilizada como vertedero.

La gestión de residuos es también otro mal endémico. Ningún cauce hídrico que atraviesa por Asunción está exento de basuras domésticas, desagües cloacales y efluentes industriales.

Nueva Cara. Una obra que la ciudadanía aplaude es el mejoramiento de la avenida Eusebio Ayala, donde se ejecutan trabajos como recapado y revitalización de señalizaciones. Si bien este tramo necesitaba una urgente intervención, varios ediles habían cuestionado que para la ampliación de contrato con las empresas viales, la administración del actual intendente, Óscar Nenecho Rodríguez, no cumplió con el proceso licitatorio y se realizó una adjudicación directa.

Dejá tu comentario