País

Enormes piletas con agua de lluvia en Parque Urbano generan temor

PEDIDO. Urgen que se limpien las fuentes que ya no funcionan. El área verde ya no está abierta al público. PALIATIVO. Jefe de Mantenimiento del IPS dice que tras cada precipitación desagotan esas estructuras.

Una situación que genera preocupación en los vecinos del barrio Las Carmelitas, de Asunción, sobre todo de aquellos que habitan zonas aledañas al Parque Urbano, constituye la acumulación de aguas de lluvia en las siete enormes piletas sin funcionamiento existentes en este predio, propiedad del Instituto de Previsión Social (IPS), ya que ello es un potencial criadero de mosquitos.

El panorama de riesgo fue advertido por el concejal César Ojeda, quien a través de una minuta girada a Intendencia para su consideración solicitó urgente intervención en ese espacio verde, con el fin de realizar tareas de limpieza y desactivar el riesgo de que esas fuentes sean focos de infestación larvaria.

Actualmente la capital se encuentra declarada en emergencia sanitaria y ambiental por un tiempo de 90 días, donde el objetivo de las autoridades municipales, que trabajan con orden judicial, es desactivar vertederos clandestinos o lugares en los cuales se acumulen desechos en gran cantidad que favorezcan la proliferación de insectos, entre ellos el Aedes aegypti, tanto en inmuebles privados como en otros espacios públicos.

El edil sostiene en su presentación que la gente de este sector de la ciudad, donde hay varios casos de dengue, reclama que se tomen medidas de manera urgente para que esas piletas sean secadas y se elimine la posibilidad de que se reproduzcan larvas en su interior.

RESPUESTA

El jefe de Mantenimiento del IPS, Gerardo Doria, indicó que no existe ninguna posibilidad de que las piletas con que cuenta el Parque Urbano se conviertan en criaderos, ya que luego de cada lluvia que cae sobre la ciudad se envía personal para que desagote de todo el agua, para lo cual adquirieron motobombas con el fin de realizar el trabajo de la manera más rápida posible. “Hay que tener en cuenta que se trata de siete piletas y desagotarlas y limpiarlas llevan bastante tiempo. No es que llueve y mañana ya está todo en condiciones. Es un trabajo grande y sacrificado”, manifestó.

Recordó que esta área verde no está abierta hoy al público, ya que el ente previsional no cuenta con los recursos necesarios para el mantenimiento del lugar. En varios sectores del inmueble se observan altas malezas, plantines secos, letreros arrancados, sanitarios cerrados, entre otros signos de falta de atención.

“Mal podríamos cargar esas piletas y hacerlas funcionar, ya que no tenemos forma de mantenerlas y quedarían con agua sucia”, precisó Doria.

Aún así, los portones de este predio se abren todos los días, específicamente de lunes a viernes, y sirven de playa de estacionamiento a los numerosos empleados que tiene el Banco Central del Paraguay (BCP), donde incluso hay cuidacoches particulares.

También señaló que este proyecto de área de esparcimiento para Asunción quedó en la primera etapa, no está concluido, y que la segunda fase se refiere a su futura anexión al Parque de la Salud, que se encuentra del otro lado de la calle, lo que se daría a través de una pasarela peatonal, de acuerdo con el plan original.

“Por medio de un convenio que teníamos con Itaipú y el Banco Central del Paraguay, estas instituciones debían encargarse del mantenimiento del parque, pero, sin embargo, argumentaron que no tienen presupuesto para llevar adelante esa tarea, por lo que el mismo se encuentra cerrado hoy día”, expresó finalmente.

Dejá tu comentario