País

Enfrentan incendios con mucha voluntad pese a pocos recursos

 

El teniente Ángel Núñez reparte su tiempo entre su trabajo como carpintero artesanal y su servicio en la compañía 6K de Mariano Roque Alonso. Se hizo conocido cuando el día de su cumpleaños, en vez de apagar velitas tuvo que apagar el incendio en el Parque Guasu.

“Fue emocionante que luego de seis horas, cuando logramos controlar el fuego, la gente se acercaba y nos daba agua, gaseosas. Cuando les conté que era mi cumpleaños, todos me cantaron”, recordó el bombero.

BOMBEROS4.JPG

La caída del avión en Mariano Roque Alonso, en 1996, fue la razón que lo impulsó a las filas de los vestidos de amarillo, confesó el teniente. Al igual que él, los cerca de 8.000 bomberos voluntarios en el país tuvieron una razón como esa o la misma vocación para sumarse al equipo.

Aniversario. Creado un día como hoy, el 4 de octubre de 1978, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP) tuvo como fin combatir los siniestros con fuego, que se generaban a la par del crecimiento edilicio de Asunción.

El aniversario 41 encuentra a la institución en dos escenarios: Por un lado el reconocimiento de la población por la titánica labor para hacer frente a los incendios. Por otra parte, continúa el proceso judicial iniciado en el 2016 hacia algunos de sus directivos. Además, la no transferencia de fondos de parte del Ministerio de Hacienda, correspondiente al 2019.

BOMBEROS.JPG

El Tesoro explicó que la institución no presentó rendición de cuentas de la última transferencia del 2018, la cual asciende a G. 2.338 millones. En el día a día, los bomberos no solo deben lidiar con el fuego, sino también con equipamientos obsoletos o falta de ellos.

El capitán mayor de la compañía Richard Espínola comentó que en Mariano Roque Alonso de 10 bocas hidrantes solo dos funcionan. Reclamó también la burocracia estatal que dificulta conseguir fondos. Recursos tan necesarios para que los hombres que sin sentirse héroes salvan vidas.

bomberos8.JPG

Por falta de recursos, los uniformes que tenemos debemos usarlos hasta donde puedan aguantar. Ángel Núñez, bombero MRA.

Dejá tu comentario