Política

En medio de careo, ajustan ley que elimina aumentazos

 

Una mayoría en el Senado se salió con la suya y ajustó a medida el proyecto de ley que elimina los aumentazos otorgados por el presidente del Congreso, Óscar Salomón, en medio de la pandemia.

Con 25 votos se logró que se mantenga el incremento, además de sumar otros beneficios, a los funcionarios que perciben hasta G. 5.400.000.

Se estableció un poco más de G. 8.000 millones, de lo que resta de los más de G. 12.000 millones para que el Ministerio de Salud disponga como recurso en la lucha contra la pandemia. En medio del debate a favor y en contra de las modificaciones, se dio un careo entre Salomón y el ex presidente del Congreso, el liberal Blas Llano.

Cachito tanteó un discurso de disculpas, y un supuesto afán de “premiar” a funcionarios con antigüedad.

Pero aprovechó su intervención para mandar al frente a su colega del PLRA, echándole en cara los aumentos que concedió a sus funcionarios.

“Es una cuestión absolutamente normal y natural. Sin el ánimo de polemizar, ocurre cada año”, fue el argumento de Salomón ante sus pares.

Luego citó a los seis funcionarios y sus salarios beneficiados por Llano, cuando fue titular del Congreso.

Mencionó a Rolando Ozuna, que percibía G. 8.500.000, y luego G. 22 millones; Daniel Arce, de G. 14 millones, a G. 24 millones; Basilisa Vázquez, de G. 12 millones a G. 24 millones. También, Víctor Mendieta, de G. 6 millones a G. 16 millones; Carlos María Aquino, de G. 10 a G. 17 millones, y Macarena Ramos, de G. 4 a G. 13 millones.

INTENTO DE EXTORSIÓN. Llano solicitó el derecho a réplica, y denunció que recibió una llamada de Salomón, en la que intentó extorsionarle por haber presentado el proyecto de ley de eliminación de los aumentos salariales.

“Mentira que se va a ahorrar, si fue un aumento. En el periodo anterior sí se recortó y se bajó el presupuesto en G. 16.900 millones, y se incluyó la eliminación del seguro médico que a muchos no les gustó, y del cupo de combustible”, refirió Llano.

“Donde quieras, cuando quieras te desafío a hablar sobre los aumentos, pero no llamando a un colega chantajeando: amombe’uta hína (voy a contar). A mí no me vas a correr con la vaina”, le retrucó a Salomón. Dijo que durante su gestión se les quitó a unos 50 “haraganes planilleros” del Congreso.

Dejá tu comentario