País

En MEC omitieron recomendación de corregir errores en libros escolares

Un departamento interno avisó de los errores ortográficos antes de que se impriman los materiales, pero Escolar Básica respondió tarde. El viceministro Robert Cano anunció sumarios ante las fallas.

Una nota dirigida por la Dirección de Desarrollo Educativo a la Dirección General de Escolar Básica solicitaba ya en octubre del año pasado el formato final del libro de Mapara (Matemáticas Paraguay) para su revisión antes de imprimirse.

La respuesta llegó recién un mes después de parte de Guido Barrios, director general de la Escolar Básica, cuyo nombre aparece entre los responsables de los materiales con horrores ortográficos.

“Los ajustes serán realizados por técnicos de esta dependencia, conforme a la propuesta remitida por la dependencia a su cargo”, indica parte de la nota, pero asegura luego que ya no hubo tiempo de corregir los errores.

Supuestamente, la falta de tiempo fue por un calendario impuesto por la Dirección General de Administración y Finanzas, a cargo de Alejandro Duarte.

Incluso, la respuesta desde la Escolar Básica es que las correcciones se realizarán recién para la edición de estos libros en el 2021.

Este cruce de cartas entre direcciones internas de la cartera estatal demuestran que las autoridades conocían sobre los defectos de los materiales que costaron más de G. 5.400 millones y que piensan repartir en todas las escuelas públicas del territorio local.

Desde este diario, se intentó dialogar ayer con la directora general de Desarrollo Educativo, para que explicara sobre las advertencias que realizaron, pero indicó que participaba en reuniones y que no podía responder las consultas.

LOS HORRORES. ”Clace”, “los bolsas”, “Intensión” y también errores de cálculos, según las denuncias, se leen en el material de distribución masiva para los primeros dos ciclos de la Escolar Básica.

El viceministro de Educación Básica del MEC, Robert Cano, otrora crítico a la gestión educativa estatal, minimizó ayer los errores calificándolos de “error de tipeo”.

Además, pidió que se considere que presuntamente servirán para elevar la calidad de la enseñanza-aprendizaje en matemáticas.

Las autoridades impondrán a los docentes la corrección de los defectos de los cuadernillos a través de una fe de erratas que distribuirán próximamente.

Cano agregó que no reimprimirán los libros.

“Reconocemos que hay errores de tipeo y pedimos disculpas por ello, pero también espero que se vea con ‘buenos ojos’ esto que por primera vez estará llegando a todas las escuelas del país”, manifestó.

CRÍTICAS. Blanca Ávalos, representante de la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP-SN), lamentó los errores en los textos y calificó de irresponsable la actitud y gestión del ministro de Educación, Eduardo Petta, quien ni pidió disculpas.

"Hay errores de tipeo y pedimos disculpas, pero también espero que se vea que estará llegando a todas las escuelas". Robert Cano, viceministro de Educación.

"El imprimir materiales para niños con errores ortográficos desde el Estado es sumamente irresponsable". Blanca Ávalos, dirigente de la OTEP-SN.

Dejá tu comentario