País

En la casa, capilla o en la cuadra, formas de vivir la fe sin peregrinar

 

Pasar la mayor fiesta religiosa del país de manera íntima, virtual o en comunidad con actividades pequeñas para recordar el 8 de diciembre son algunas de las opciones ante la decisión de celebrar la festividad de Caacupé sin la presencia de fieles.

La idea es que los católicos sepan que el encuentro con su Santa Madre puede darse igual en el modo Covid de vivir, por ejemplo: reemplazando la peregrinación anual por un ‘’estar’’ en familia, con los vecinos de la cuadra o rezando el rosario en las capillas o templos cercanos, según el padre Cristian Medina, presbítero de la Basílica de Caacupé.

Monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, pidió a la gente que vaya a sus respectivas diócesis, iglesias, parroquias, capillas, para buscar otra forma de celebrar. Sobre este punto, el padre Medina resaltó que los novenarios se pueden dar de manera especial en algunos de los templos que lleven el nombre de la Virgen de los Milagros o de la Inmaculada Concepción de María.

Otra opción para vivir la fiesta sin ir a la Basílica es encender en familia una vela frente al nicho de la Virgen, rezar el rosario, cantar una canción, una expresión de costumbre popular entre todos, con los vecinos incluso en la calle misma. ‘’Todo como un signo de estar con ella ese día’’.

Monseñor Ricardo Valenzuela sugirió que se puede conseguir una imagen de la Virgen de Caacupé: Estampas, imágenes o cuadros. Armar un pequeño nicho o algún santuario en algún rincón de la casa y adornarlo con un rosario; incluso la fotografía familiar para que bajo su amparo su familia sea protegida.

Coronar a la Virgen con un ramito de flores como diciendo: “Serás la reina de esta casa y de nuestros hogares”, aconseja. “Después colocar el rosario en sus manos, diciendo: ‘Esta es el arma fundamental con la cual vamos a proteger a nuestras familias de todos los males. Ahí se encienden las velas, se tiene un reclinatorio donde arrodillarse para rezar”, explicó. También plantea hacer consagraciones, mediante el rezo en familia de la oración a la Virgen Madre y entronizaciones con la imagen.

Las radios, los canales de televisión y los medios digitales, así como las redes sociales, serán soportes principales para la transmisión de las misas en la Basílica de Caacupé.

La premisa no es Paraguay peregrina a Caacupé, sino decir todo Paraguay es Caacupé.


La novena va a seguir como tal, queremos que la gente viva esos días de otra manera, al estilo Covid, en un modo seguro en sus casas.
Mons. Ricardo Valenzuela

Dejá tu comentario