Política

En la automisa por la paz del Norte piden la liberación de secuestrados

Cerca de 150 vehículos asistieron al acto religioso; luego realizaron una caravana por la ciudad. “Oremos para que sane el corazón de los secuestradores”, fueron las palabras de la hija de Denis.

En la tarde de ayer se celebró una misa por la liberación del ex vicepresidente de la República, Óscar Denis, y de los otros dos secuestrados por grupos armados. La celebración se hizo en el predio de la ARP, Regional Concepción.

La automisa, de la que participaron familiares de los secuestrados, amigos y pobladores en general que llegaron en cerca de 150 vehículos, fue oficiada por el cura párroco Víctor Cabañas. En su homilía pidió el fin de la violencia y la liberación de todos los secuestrados.

Tras la misa, Beatriz Denis, hija de Óscar Denis, agradeció por el apoyo y acompañamiento ante la situación que atraviesan los familiares de todos los secuestrados.

Señaló que son momentos sumamente difíciles, de mucho dolor, tristeza profunda y agobio los que les toca vivir. “Sigamos orando para que Dios sane el corazón de los secuestradores, puedan caminar hacia el bien, hacerles entender que la violencia contra la patria no es el camino”, dijo con la voz entrecortada.

Continuó diciendo que “el secuestrar, el privar de su libertad a personas que no hacen daño no es el camino”. Luego lanzó el pedido: “¡Devuelvan a Edelio Morínigo, Félix Urbieta, Óscar Denis, devuelvan a papá!”.

“No somos un ejército, somos el pueblo, somos Paraguay y Paraguay dice basta de secuestros, basta ya,” proclamó Beatriz, acongojada y al borde del llanto.

“Sigamos trabajando, sigamos luchando por esa patria soñada, donde impere el bien sin sangre, sin luto,” terminó diciendo la hija del ex vicepresidente, a lo que respondieron con bocinazos de sus vehículos. Luego culminó con una caravana por las calles de Concepción.

El ex vicepresidente y político liberal fue llevado por una célula del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) de su estancia La Tranquerita, en límite entre los departamentos de Amambay y Concepción, con su asistente Adelio Mendoza, quien fue liberado unos días después.

Los otros dos secuestrados son el agente de policía Edelio Morínigo, tomado por el EPP el 5 de julio de 2014; y el ganadero Félix Urbieta, quien fue secuestrado por el Ejército del Mariscal López (EML) el 8 de octubre de 2016.


operativo en el norte

Dejá tu comentario