País

En IPS persiste déficit de sillas de ruedas y anuncian compra masiva

 

El vía crucis de cada día. Una persona de la tercera edad fue alzada por otras dos en una silla prestada de la cantina para ser trasladada hasta el consultorio en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS). La postal ocurrió a principio de este mes y se repite todos los días en la previsional ante la escasez de sillas de ruedas. Un elemento básico que requieren las personas traumatizadas y los ancianos.

Los acompañantes de los enfermos recorren de punta a punta el Hospital Central, pero nunca encuentran disponible un equipo de traslado. “No hay sillas de ruedas”, es la tajante respuesta por parte de los funcionarios, según las denuncias. Entonces, sostenidos en el hombro de un familiar o alzados en brazos se trasladan los asegurados hasta el consultorio del Servicio de Ortopedia y Traumatología y otros en el IPS.

Con ruedas desinfladas o sin goma, frenos descompuestos, posapiés reemplazados por mangueras de suero o sonda, así lucen algunos equipos de traslado que están disponibles para los enfermos.

Para evitar complicaciones algunos asegurados acuden hasta el centro asistencial con sus propias sillas de ruedas.

Robos y falta de mantenimiento son algunas de las causas de la escasez del equipo para el traslado de los pacientes. Para dar una respuesta a la necesidad imperante en el servicio de salud, el Consejo de Administración del IPS aprobó en sesión la licitación para la compra de 250 sillas de ruedas.

Los nuevos equipos estarían disponibles dentro de 60 a 90 días, prometió Armando Rodríguez, presidente del IPS. El lote se distribuirá para el Hospital Central, las clínicas periféricas y el interior del país.

La adquisición de nuevos equipos para el Hospital Central se realiza tras casi tres años. “Se aprobó la licitación. Esperamos tener en no más de 60 a 90 días. Hemos tomado la decisión como parte de la mejora de los servicios de urgencias”, señaló.

TECNOLOGÍA ANTIRROBO. Las sillas de ruedas tendrán un chip para poder ubicar los equipos, debido a los constantes “extravíos”. “Vamos a incorporar una tecnología moderna porque la forma más benigna de decir es que se pierden. Pero realmente hay otras razones por las que desaparecen las sillas”, explicó.

El chip permitirá ubicar los equipos a través de un panel para evitar los extravíos. “Con este chip de ubicación creemos que vamos a tener por más tiempo las sillas de ruedas y en mejores condiciones. Instamos a los asegurados a que ayuden a cuidar”, agregó.

El Hospital Regional de Ciudad del Este es la única dependencia que actualmente dispone de nuevos equipos para el traslado de los pacientes.

En el Hospital Central se registra diariamente un promedio de más de 15.000 personas, de las cuales muchas requieren de un equipo para el traslado de un servicio a otro teniendo en cuenta que el edificio cuenta con nueve pisos.

250 sillas de ruedas prevén comprar.

Las sillas tendrán un chip para poder ubicar los equipos, debido a los constantes ‘extravíos’. Armando Rodríguez, titular de IPS.

Dejá tu comentario