Deportes

En el último suspiro

 

River Plate derrotó al Sportivo Luqueño 1 a 0 y festejó su primera victoria en el campeonato Apertura, en la habilitación de su estadio.

La visita insinuó más intensa desde el arranque del partido, con una movilidad muy marcada en medio sector con Aldo Vera y el debutante Rodrigo Castro, una de las últimas incorporaciones del Auriazul. El argentino Castro se conectó constantemente con Carlos González Ozuna y Enrique Borja para generar las jugadas más peligrosas contra el arco del Kelito.

Los locales, con un despliegue en bloque, apostaron a las salidas laterales y así extender el espacio del campo de juego para generar espacios, pero encontró siempre una defensa bien plantada por el lado del Chanchón.

En la complementaria las acciones no variaron, por el contrario, el duelo fue más intenso en el medio sector y hasta en un momento muy cortado. A poco del final, en el último suspiro, una habilitación perfecta de Pablo Zeballos que definió a quemarropa a Marcelo González para el triunfo local.

Dejá tu comentario