16 abr. 2024

En Asunción se cobra por servicios que en la práctica no son prestados

Frentistas que viven sobre empedrado afirman que reparaciones y barrido y limpieza de ese tipo de calles no se realizan. Desde 2014 se paga la tasa de limpieza de arroyos que no se llegó a implementar.

La calle Alejo García, en Sajonia, está hundida y llena de pérdidas y aguas negras.jpg

Olvidada. La calle Alejo García, en Sajonia, está hundida y llena de pérdidas y aguas negras.

Numerosos contribuyentes de amplios sectores barriales de Asunción se quedan sin recibir diversos servicios que deben ser prestados por la Comuna capitalina, pese a abonar importantes sumas de dinero en concepto de tasas especiales.

Entre los más cuestionados por parte de la ciudadanía se tiene al de barrido y limpieza de calles empedradas; mantenimiento de plazas y parques; limpieza de arroyos y cursos hídricos; conservación de pavimento, entre otros.

Esta situación, a diferencia de la zona céntrica y de grandes avenidas, es más sensible en aquellos puntos periféricos de la ciudad, donde se observa la precariedad existente en materia de infraestructura urbana instalada en sus calles.

En el caso de frentistas que viven sobre empedrado, que por lo general se encuentra hundido, con malformaciones y en medio de pérdidas de agua o efluentes cloacales, se tiene el testimonio de que en décadas no vieron a un solo obrero municipal barriendo o limpiando la cuadra.

Muchos contribuyentes también están en desacuerdo con pagar la tasa de mantenimiento de espacios verdes, puesto que aseguran que a varias cuadras a la redonda no tienen área de esparcimiento.

Uno de esos puntos es el barrio San Vicente, de donde es oriundo el intendente Arnaldo Samaniego, el cual carece de plazas debido a que uno de los predios que debían destinarse a ese equipamiento está ocupado por la Seccional 12, también feudo del jefe comunal.

En lo que respecta a la limpieza de arroyos, se tiene que esta tasa fue creada en el 2014 y, aun cuando se recaudó USD 1 millón, en la práctica no se implementó y este año incluso sufrió un incremento.

Estafa. El concejal Elvio Segovia sostuvo, con respecto al cobro por servicios que no se prestan, que esto tiene un tufo a estafa, puesto que la gente paga por algo que no recibe.

“Toda tasa es por un servicio prestado. Lo que pasa es que la Intendencia aplica un concepto que es el de la universalidad, donde se limpian las plazas y calles que son de todos los asuncenos y, aunque no se brinde directamente el servicio al frentista, igual el mismo puede ir a disfrutar”, explicó.

Agregó que “la verdad que hay una estafa generalizada por causa de la ineficiencia de la gestión municipal. Es lógico que no vamos a tener en estado óptimo el ciento por ciento de las calles y plazas. Pero cuando el 60 o 70% está en mal estado, entonces es cuando colapsa el sistema”.

“En estas condiciones no hay pago que se justifique. No puede ser que solo un 30 o 40% se arregle o se atienda a través de un servicio brindado y una gran mayoría se quede sin recibir nada por lo abonado”, puntualizó.

Concluyó que “Arnaldo no puede decir que no coordina con Essap o que el Gobierno no es colorado y que no le ayuda y que por eso está todo así. Hay colapso y falencias”.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.