País

En asentamientos se dificulta aislar a pacientes con Covid-19

 

Sin alcohol en gel, sin jabón, sin agua potable en la mayoría de los casos y mucho menos conexión eléctrica, en espacios reducidos, comunidades y asentamientos del interior del país, en Asunción y en el Departamento Central carecen de protecciones sanitarias ante el coronavirus (Covid-19), además de sufrir el impacto de las restricciones del Gobierno para evitar la propagación del virus.

Los días del aislamiento suman y los víveres aún no llegan. Las familias que habitan en sectores vulnerables, en la mayoría de los casos, conviven entre 8 o 9 personas en una precaria vivienda de una sola habitación y este hacinamiento constituye un peligro para esas personas y sus vecinos.

Un ejemplo de esto lo dio el sacerdote Sergio Maciel, de la ciudad de Minga Guazú, que indicó que el plan de aislamiento del Ministerio de Salud en los lugares más deprimidos de su comunidad es imposible (Ver infografía).

“Si un miembro de la familia tiene coronavirus, el aislamiento se hace imposible por el hacinamiento. Se debe buscar un lugar para aislar a los enfermos”, indicó a Telefuturo.

En Asunción y su área metropolitana, el informe de Relevamiento de Asentamientos Precarios (RAP), de Techo Paraguay, revela que hay 400 asentamientos donde viven más de 39.000 familias, unas 200.000 personas.

Un estudio del Centro de Estudios Jurídicos y Judiciales (CEJ) financiado por Conacyt, señala que en estos asentamientos se convive con problemas de seguridad ambiental, tales como el uso de letrinas comunes, falta de recolección y tratamiento de basuras, agua potable administrada por comisiones vecinales, sin contar con certificaciones de la Erssan, y en una importante cantidad de casos se evidencian conexiones eléctricas irregulares. La mayoría vivió o vive en viviendas precarias y con graves problemas de hacinamiento. Todas estas precariedades hacen imposible que estas familias puedan seguir las recomendaciones de Salud en caso de que un miembro tenga coronavirus. En una misma vivienda se comparte la misma habitación, baño (si tienen), comparten utensilios, no pueden comprar alcohol en gel, no podrán comprar mascarillas ni jabón, ni papel descartable.

ÚH intento en reiteradas oportunidades contactar con las autoridades sanitarias para conocer si existen recomendaciones para estas poblaciones, pero no respondieron a las llamadas ni mensajes.

Embed


Si alguien de una familia tiene coronavirus, el aislamiento es imposible. Se tiene que buscar un lugar afín, no sé dónde, para aislar a las personas que tienen Covid-19. Sergio Maciel, sacerdote.

Dejá tu comentario