Economía

Empleo y protección social son las claves para la recuperación

 

Tras el fuerte impacto económico que significó para el país la aparición de la pandemia del Covid-19, que afectó a todos los sectores productivos en grados muy dispares, el economista Manuel Ferreira sentenció que uno de los principales desafíos para impulsar la recuperación socioeconómica se centra en el mantenimiento y la recuperación del empleo y en el mejoramiento, ampliación y profundización del sistema de protección social.

El analista económico y ex ministro de Hacienda realizó esta afirmación durante la presentación del informe Impulsando la recuperación socioeconómica del Paraguay - Estrategias de reactivación frente al Covid-19, a instancias del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La extensa teleconferencia contó con la participaron de Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD-LAC, y Silvia Morimoto, representante residente del PNUD en Paraguay, mientras que como invitados especiales estuvieron Benigno López, ministro de Hacienda; Carla Bacigalupo, ministra de Trabajo; Hugo Cáceres, ministro de la Unidad de Gestión; Teresa de Velilla, presidenta del Pacto Global; y Dr. Agustín Carrizosa, presidente ejecutivo del CIRD.

“El apoyo a la recuperación del empleo debe estar dirigido a los más vulnerables a fin de mitigar las consecuencias sociales y económicas del período de confinamiento. El apoyo a las empresas y al empleo comprende el financiamiento como factor clave para favorecer la supervivencia de las unidades económicas en el corto plazo”, destacó Ferreira.

Indicó que el impacto del Covid-19 sobre la sociedad paraguaya fue múltiple y se sintetiza en incertidumbre sin crecimiento, distanciamiento social con efectos en las familias, mujeres y niñas, y en las empresas de determinados rubros más que en otros.

Ferreira aclaró que el impacto económico fue muy desigual, pues las caídas más fuertes se produjeron en un 80% para restaurantes y hoteles; en un 8% en servicio doméstico; 7% en el transporte y en 6,1% en servicios a empresas. Otro aspecto preocupante es que se hallan en alto riesgo de perder su empleo 8 de cada 10 mujeres ocupadas y 5 de cada 10 hombres.

Embed

Dejá tu comentario