Economía

Elevada inflación reduce ganancias y empuja a utilizar dinero ahorrado

Los rendimientos de ahorros e inversiones se ven reducidos en escenario de bajas tasas y de una alta inflación. La suba de precios también incidiría en reducción de depósitos, según consultora.

La inflación en nuestro país se encuentra en niveles inusitadamente altos, conforme a los datos del Banco Central del Paraguay (BCP). En términos interanuales, la suba de precios fue de 6,4% en setiembre pasado, una de las cifras más elevadas de los últimos años, mientras que la inflación acumulada se ubicó en 4,6% al noveno mes del año.

Esta situación ocurre en un contexto de bajas tasas de interés en el mercado, considerando principalmente que la banca matriz, ante la emergencia por el Covid-19, redujo a niveles históricos su tasa de referencia y que, pese a que ya inició la normalización de la política monetaria, mantiene números todavía bajos.

De esta forma, se observa que la inflación actualmente devora una parte considerable de los rendimientos que se pueden obtener por medio de los diferentes productos disponibles en el mercado, habiendo incluso casos puntuales de tasas reales (que se obtienen restando la tasa de inflación del tipo de interés nominal) negativas.

Por ejemplo, según los últimos datos sobre indicadores financieros del BCP (correspondientes a agosto de 2021), el promedio ponderado de las tasas pasivas en guaraníes en los bancos se ubica en 2,85%, cifra que si se compara con la inflación acumulada (4,6% a setiembre) es inferior en poco menos de dos puntos porcentuales (pp), mientras que la diferencia se expande si se revisa la inflación interanual.

Los certificados de depósitos de ahorro (CDA) en los bancos muestran una tasa promedio en guaraníes de 5,37%, y los depósitos a plazo 6,67%. En las financieras, los CDA en moneda local son los que mejor pagan promedian una tasa de 6,92%. Cabe resaltar que en el caso de los bancos y financieras, existe el Fondo de Garantía de Depósitos y los riesgos son menores, lo cual también influye de cierto modo en las tasas.

otros. En el caso de las entidades cooperativas, conforme a los datos del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop), las tasas pasivas en guaraníes se ubican en un promedio de 8,48%. En este segmento, la tasa real es de casi 2% si se resta la inflación interanual y es un poco más elevada si se tiene en cuenta la inflación acumulada.

Otro ejemplo son los bonos que se emiten a través de la Bolsa de Valores y Productos de Asunción (Bvpasa), que en guaraníes rinden entre un piso de 6% y un techo de 11% aproximadamente, con rendimientos que también se ven afectados por la suba de los precios de la canasta, sobre todo en el caso de los que tienen riesgos más reducidos, conforme a sus calificaciones.

Panorama y alternativas. Según la economista Adriana Bock, de la empresa Superarte, las tasas pasivas bajas responden a la política monetaria del BCP, de mantener baja la TPM durante la pandemia, de forma que los créditos, necesarios para mantener a flote la economía, se mantengan accesibles.

Sin embargo esta medida, sumada al contexto de incertidumbre, provoca el aumento de los depósitos a la vista y el exceso de liquidez en el mercado financiero, agrega. “Todo este exceso de dinero finalmente va a parar a las calles, produciendo un dinamismo en la demanda de bienes y servicios, pero inevitablemente, causa un aumento de la inflación. Desde el punto de vista del inversionista, la inflación representa un factor de riesgo y su mitigación es todo un desafío”, señala.

En cuanto a las principales recomendaciones a tener en cuenta en el contexto actual, Bock indica que en tiempos de mucha incertidumbre, como el que se tiene en la actualidad a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19 y sus efectos en la economía, los inversionistas tienden a privilegiar la liquidez antes que la rentabilidad.

No obstante, asegura que hoy en día existen instrumentos, como los Fondos Mutuos, que pueden ofrecer una combinación muy atractiva de ambos factores, con riesgos moderados a bajos, gracias a la diversificación de las carteras administradas. “Otra alternativa interesante para diversificar son los bonos a plazos relativamente largos, que ofrecen rendimientos atractivos y la posibilidad de recuperar anticipadamente el capital”, manifiesta.

Finalmente, sostiene que en el contexto actual resulta imperioso para los ahorristas e inversores estudiar todas las alternativas posibles para proteger el valor de sus respectivos activos. “Más que nunca se hace imperioso proteger el patrimonio financiero contra la pérdida del poder adquisitivo de la moneda, de forma tal a -en lo posible- mantener una tendencia de valoración de los activos a través del tiempo”, manifiesta.

LAS CIFRAS
6,4 por ciento es la inflación que proyecta Fitch Solutions, del Grupo Fitch, para el cierre de 2021, según publicó recientemente.

2010 fue el último año en que se tuvo una inflación tan elevada. Al cierre del mes de diciembre, la inflación de 2010 fue de 7,2%.

10 por ciento fue el incremento de los depósitos al cierre de agosto. La suba fue inferior a la observada en meses anteriores.

Agentes obligados a usar reservas
La consultora Mentu realizó una análisis acerca de la dinámica que muestran los depósitos bancarios, con base en los últimos datos del BCP, a través del cual sostiene que si bien la cartera continúa creciendo en comparación con el pasado año, su expansión ha venido reduciéndose de forma gradual. Esto podría reflejar una transición en la disposición de los agentes a realizar gastos de consumo, indica.
“Un factor que podría incidir en el dinamismo de los depósitos, en particular los de corto plazo, es la pérdida del poder adquisitivo a causa de la inflación de los últimos meses. Así, los precios altos podrían conducir a que los agentes utilicen sus reservas para cubrir sus gastos”, expresa.

Imprimir_29807209.png

Dejá tu comentario