Brand Voice

El TSJE, enfocado en la implementación de un nuevo sistema electoral que permita transparencia y seguridad del voto

Tras alcanzar los 25 años de vida institucional, el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) conlleva tres grandes desafíos. El control del financiamiento político, las permanentes capacitaciones a sus recursos humanos y los mecanismos de mayor acceso de la ciudadanía a las máquinas de votación son los nuevos ejes de trabajo para este ente autónomo.

Brand Voice Por Brand Voice

Con el fuerte compromiso de seguir apostando a la transparencia de las elecciones y que las mismas se ajusten a Derecho y a los principios de la Constitución Nacional, el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), encabezado por su titular, ministro Jaime Bestard, celebra los 25 años de esta prestigiosa institución honrando la autonomía, la pluralidad y el compromiso con miras a lo que serán las próximas Elecciones Municipales del 2021.

En ese sentido, el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, resalta los avances que están teniendo dentro de la institución en pos del cumplimiento de las normativas de varios temas. Uno de los más importantes es el control del Financiamiento Político, y los avances e innovaciones para el cumplimiento de dichas exigencias.

Al ser consultado sobre los ejes enfocados por la Justicia Electoral, Bestard precisó que uno de los más prioritarios es la implementación del nuevo Sistema Electoral establecido por Ley y que dispone el uso obligatorio en todo el territorio nacional de urnas electrónicas y que además establece por primera vez una elección con desbloqueo de listas para los cargos pluripersonales.

“Las listas serán cerradas, pero desbloqueadas, ello significa que el elector paraguayo de aquí en más y a partir de las primeras internas municipales del año que viene va a tener la opción de elegir un candidato dentro del cuerpo colegiado, es decir para la lista de los concejales, de manera que la lista automáticamente irá desplazando y posicionando a los candidatos a medida que adquiera los votos”, explicó el presidente de la Justicia Electoral.

En ese marco, Bestard considera el hecho como un cambio muy importante en las elecciones venideras, que dará al elector un mayor margen de elección y satisfará un reclamo popular bastante postergado.

Aclaró que para implementar el sistema de desbloqueo, la propia Ley estableció unos parámetros a cumplir como la utilización de tecnología, de las urnas electrónicas a las que, en este caso, las denominaremos máquinas de votación.

Jaime Bestard.jpg

En ese sentido, explicó que el sistema a ser implementado los obliga por Ley a que las máquinas electrónicas emitan indefectiblemente un comprobante físico del voto; que en este caso será una tarjeta similar al de la papeleta tradicional donde quedará impreso el voto del elector y en un chip contenido en la misma papeleta será guardado su voto de manera electrónica para mayor seguridad.

Posteriormente, el boletín de voto será entregado a los miembros de mesa para su firma, doblado, como se hace habitualmente, y será depositado en la urna plástica que tradicionalmente se utiliza en unas elecciones.

AGILIDAD Y RAPIDEZ. Es preciso indicar que el nuevo sistema electoral facilitará un escrutinio público más rápido al cierre de la votación, además de la confección automática de las actas de resultados.

Bestard destacó que para el proceso de escrutinio, la máquina de votación se convertirá en una suerte de máquina registradora donde al pasar por ella el chip se irán sumando los votos, lo cual facilitará y acelerará el procedimiento de conteo y posterior impresión del acta, cuyo contenido igualmente estará guardado en el chip inserto en el mismo documento.

Aclaró, además, que no son urnas electrónicas las que están siendo arrendadas por el TSJE sino máquinas de votación con una tecnología totalmente distinta a las utilizadas en elecciones anteriores.

Actualmente el Tribunal Superior de Justicia Electoral tiene arrendadas las primeras 3.000 unidades de máquinas de votación con las que, en un principio, se tenía previsto realizar las capacitaciones con la ciudadanía en general. En marzo, ante la llegada de la pandemia, todas las capacitaciones presenciales previstas en los lugares públicos quedaron postergadas.

No obstante, desde el Tribunal Electoral se están realizando permanentemente las capacitaciones internas a todos sus recursos humanos a través de cursos online, con una gran aceptación.

“La capacitación la hemos hecho con muy buenos resultados y creo que vamos a llegar bien para las elecciones del año que viene. Ese será nuestro gran desafío donde daremos a conocer a todo el país del nuevo procedimiento de votación con un 100% de cobertura nacional”, destacó Bestard.

Trabajando TSJE.jpeg

Es preciso aclarar que para las elecciones municipales se contará con 15.000 máquinas de votación sumadas a otras 1.500 que serán ampliadas para contingencia, por cualquier eventualidad.

Para dar mayor seguridad al proceso de votación, actualmente se está trabajando en un proyecto de reglamentación donde estimativamente se tendrá un delegado técnico, funcionario de la Justicia Electoral, a disposición de los integrantes de mesa para asistirles en cuanto a tecnología ante cualquier necesidad.

“Así también, en cada local de votación habrá un monitor de muestra con personal capacitado para que el elector, en caso de tener dudas, las aclare o se capacite en el mismo momento para la correcta utilización de las máquinas”, destacó Bestard.

Tres factores claves marcarán un antes y un después en las votaciones del 2021

Buscando mejorar los mecanismos de control y darles mayor transparencia al financiamiento de los partidos políticos, se modificó en el 2018 la Ley que regula el Financiamiento Político para incluir la regulación para las internas partidarias de cada organización. Este año fue nuevamente modificada por Ley 6501/2020, que incorpora como innovación la presentación de Declaraciones Juradas de ingresos y gastos de campaña, así como de intereses económicos vinculados para los postulantes. En ese marco, el control del financiamiento político, el desbloqueo de listas y el voto electrónico marcarán un antes y un después en el proceso electoral del 2021, afirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, Jaime Bestard.

“Un punto clave para el futuro de la Justicia Electoral será, sin lugar a dudas, el control del financiamiento político. Una ley que establece muchos requisitos que van a tener que ser cumplidos rigurosamente por los partidos políticos, movimientos, concertaciones y por los propios candidatos que van a competir”, aclaró Bestard.

Precisó que lo que se busca con esta ley es un control más riguroso y una trazabilidad en los gastos de los partidos políticos buscando además que la ciudadanía pueda acceder a la información.

Finalmente, fue claro al afirmar que la perfección en el control es difícil que llegue a un 100%, pero consideró como un progreso muy grande, lo cual permitirá avanzar hacia la formalización de la política.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral, tras alcanzar su cuarto de siglo como entidad autónoma, sólida y autárquica, se siente motivado a seguir trabajando en las sendas de la credibilidad y la independencia, resguardando siempre la voluntad popular en cada elección.

Dejá tu comentario