Política

El tablero político en el Senado se va moviendo con miras al 2023

Ahora ya hay cuatro bancadas de la ANR, en medio de la pulseada entre los precandidatos presidenciables Santi Peña y Hugo Velázquez. Los liberales están repartidos en tres bloques.

Tras las internas y posteriormente las municipales, se viene moviendo el tablero político en la Cámara Alta, sobre todo en filas de la ANR.

Mientras la oposición ni siquiera baraja posibles candidatos para el 2023, los colorados Santiago Peña, por el cartismo, y Hugo Velázquez, por Añetete, están lanzados a una prematura carrera, que a todas luces es ilegal.

Esta apresurada campaña también repercutió en el Senado, ya que se va inclinando la balanza hacia uno u otro candidato, y a la par saltan los pescadores de río revuelto.

Los 17 colorados, al menos por el momento, están divididos en cuatro bancadas, y la lucha será encarnizada hasta que finalmente el veredicto de las urnas sea favorable ya sea a Velázquez o a Peña.

Luego de eso, con toda seguridad, en la ANR se lamerán las heridas, se tragarán sapos y culebras, y se unirán para mantener el poder, dependiendo del adversario.

Fugas. Las movidas dentro de las bancadas son prácticamente un hecho normal entre los senadores colorados. Ex cartistas que pasan a ser abdistas y viceversa, tratando de acomodarse a su conveniencia y al momento político.

La bancada mayoritaria sigue siendo la que responde a Mario Abdo, pero esta semana se confirmaron 4 fugas, reduciendo el grupo de 12 a 8.

Pero anteriormente eran 14, con Juan Carlos Galaverna y Silvio Ovelar, quienes se muestran abiertamente a favor del cartismo. En su cumpleaños, días pasados, Calé recibió a Horacio Cartes y a Peña.

Beto Ovelar apareció con un discurso a favor de que la competencia en el 2023 sea de nuevo bajo la consigna de Concordia Colorada, como se dio en las municipales pasadas.

No tuvo eco dentro de Añetete, y se sintió automáticamente excluido. No tuvo reparos en admitir que no está conforme con la candidatura del vicepresidente, y según él, no va a ganar.

Juan Darío Monges y Javier Zacarías Irún se habían alejado del cartismo, y luego se cansaron que se los vincule con Añetete. Martín Arévalo se sintió abandonado por Marito luego del escándalo con el director de Aduanas, Julio Fernández. A ellos se sumó Derlis Osorio.

HC tuvo varias restas de un tiempo a esta parte, y en este momento son 4 los integrantes del bloque en el Senado.

El ex cartista Enrique Riera se quedó en la columna del medio, y está expectante de su designación como embajador ante la OEA. Varios de sus colegas de Añetete le pusieron la cruz a su candidatura.

divididos. Los liberales también mantienen sus internas, y están divididos en 3 bloques. Uno de ellos se creó entre ex llanistas y efrainistas, y son más cercanos a Marito.

El sector de Blas Llano que tuvo siempre una mayoría quedó bastante raleado luego de las pérdidas de miembros.

Los que mantienen fidelidad son Fernando Silva Facetti, Juan Bartolomé Ramírez, Blas Lanzoni y Zulma Gómez.

En el Frente Guasu, aunque no se dio una división oficial, ya no existe uniformidad de criterios en muchos aspectos. En Hagamos son dos, que tampoco coinciden, pero por ahora se mantienen unidos.

tablero politico en el senado_.png

4 son por el momento las bancadas de la ANR, que están divididas entre Añetete, cartismo y los del medio.

3 son los bloques del PLRA, que quedaron fraccionados entre los que apoyaban a Blas Llano y Efraín Alegre.

4 son las demás bancadas del Senado que están divididas entre PDP, Frente Guasu, Patria Querida y Hagamos.

Dejá tu comentario