Sociales

El retorno de las marcas en Milán

 

Después de las Semanas de la Moda de Londres y Nueva York, planeadas principalmente en forma digital, la Semana de la Moda de Milán es el primer gran evento de moda del otoño donde fue posible volver a ver varias colecciones desfilando por las pasarelas.

El evento de moda culmina en la fecha y en pasarela se vieron al menos 64 desfiles, 23 de los cuales se realizaron en formato físico y 41 de forma digital, entre los cuales se incluyeron reconocidas marcas. Empezando por el show de Valentino, marca que después de haber optado durante años por París decidió regresar a Milán.

Romanticismo urbano. Por primera vez, bajo la dirección creativa de Pierpaolo Piccioli, Valentino presenta su colección primavera/verano 2021 para mujeres y hombres fuera de París, para mostrar su cercanía a su país, en estos momentos de crisis, y su regreso estuvo inspirado en un romanticismo urbano. Valentino regresa a Italia “para dar una señal positiva al sistema de moda italiano puesto a prueba por la crisis sanitaria mundial”, y su desfile se realizó en la antigua fábrica de fundición convertida en un espectacular jardín de invierno repleto de plantas y flores con música en vivo y con el público distanciado.

Piccioli, para Valentino, ofreció varios microvestidos que juegan entre ser falda y pantalón, en negros, blancos y amarillos, y en los que observan el ganchillo, el encaje y los calados.

A puertas cerradas. Cabe destacar que algunos desfiles se realizarán a puerta cerrada, como el de Giorgio Armani, como clausura de la jornada del sábado. El modisto Giorgio Armani decidió que en un momento de dificultad para la moda por la pandemia, todos podrían disfrutar del desfile de su colección. El desfile se retransmitió por primera vez en directo por televisión.

Un documental sobre su trabajo abrió el desfile que después se celebró sin publico y presentó su colección para hombre y mujer, para la temporada primera y verano 2021, donde destacaron los trajes con estampados geométricos, además de la línea noche, plagada de brillos, pedrerías y hilos plateados. Los colores pasan de los blancos a una escala de pasteles difuminados, entre azules y verdes a los negros de noche. En la primera parte, Armani viste a las mujeres con trajes en tonalidades grises, chaquetas entalladas y faldas y pantalones fluidos, a veces con tejidos transparentes. El rey de la moda italiana introduce numerosas geometrías en sus trajes que rompen la monótona elegancia.


La Semana de la Moda en Milán se desarrolló en los formatos digital y físico, con reconocidas marcas presentes luego de varios años.

El retorno de D&G
Dolce & Gabbana también regresó al calendario oficial femenino por primera vez en 20 años, en el primer día de los desfiles.
Los diseñadores optaron por presentar su colección en vivo. En casi todas las propuestas se mezclaron los retazos de telas de diferentes estampados, flores, geométricos y rayas, mientras que todo el escenario, la pasarela y las tribunas para el público estaban inspiradas por los famosos azulejos de la cerámica siciliana.
Ofreció un estallido de color para las faldas de vuelo y vestidos de inspiración años 60, algo ya repetido en otras colecciones, pero esta vez con los originales y llamativos retazos completamente diferentes unos de otros.

Dejá tu comentario