Mundo

El presidenciable Jair Bolsonaro es apodado como el Trump de Brasil

Con un discurso de defensa de la familia tradicional, los valores patrióticos y el porte de armas para enfrentar la criminalidad, Bolsonaro logró 46% de los votos en la primera vuelta de las elecciones.

Ambos concitaron la atención por su retórica polémica y a menudo agresiva, han sido acusados de misóginos y racistas, son enemigos de la prensa tradicional y aprovecharon las redes sociales como pocos. ¿Es Jair Bolsonaro el Donald Trump de Brasil?

Con un discurso de defensa de la familia tradicional, los valores patrióticos y el porte de armas para enfrentar la criminalidad, Bolsonaro logró 46% de los votos en las elecciones del domingo, 17 puntos de ventaja sobre el izquierdista Fernando Haddad (29%), quien ahora deberá tejer alianzas si quiere tener chances de vencerlo en el segundo turno, el 28 de octubre.

Un ascenso meteórico para este ex capitán del Ejército y diputado de 63 años famoso por sus exabruptos, lo que le ha valido a menudo el apodo de el Donald Trump brasileño. Para João Feres Júnior, profesor de ciencia política de la Universidad del Estado de Río de Janeiro, el fenómeno Bolsonaro tiene similitudes con el del presidente estadounidense. “En primer lugar por la figura mediática, histriónica, de un candidato que no sabe nada de política pública, que habla mal y que de alguna forma tiene un carisma un poco inexplicable que atrae particularmente a un tipo de electorado. Un electorado con tendencias fascistas, que cree que la solución a todos los problemas sociales es la eliminación del otro”, opinó. Pero sus votantes tienen perfiles diferentes, indicó. “Gran parte del electorado de Trump son blancos pobres; en el caso de Bolsonaro, el electorado está más integrado por personas de clase media y clase media alta blanca”.

sin partidos. El candidato presidencial ultraderechista prometió ayer que designará a ministros que no pertenezcan a partidos, rompiendo con la tradición de crear gabinetes a través de coaliciones, como parte de su intento de atacar la corrupción en la mayor economía de América Latina.

Bolsonaro, un congresista conservador respaldado por los mercados financieros, quedó a poco margen de alcanzar la mayoría absoluta en la votación del domingo.

“Una vez que estemos allí, construyamos un equipo de ministros comprometidos con el futuro de Brasil y no con intereses políticos y partidistas”, agregó.

Dejá tu comentario